Patronato Provincial de Turismo. Diputación Provincial de Zaragoza

Ir a portada

INICIO

SUGERENCIAS

DESCARGAS

ENLACES

EL PATRONATO

CONTACTAR

MAPA WEB

  Patronato Provincial de Turismo. Diputación Provincial de Zaragoza

OCIO

ALOJAMIENTOS

BALNEARIOS

CAMPOS DE GOLF

RESTAURANTES

OFICINAS
DE TURISMO

MUSEOS

CENTROS DE
INTERPRETACIÓN

SALAS
EXPOSICIONES

ARTESANIA

   

   
 

Pinche en el globo para acceder al mapa de situación

 
   
 

ZARAGOZA. SITUACIÓN

Situación

Aragón ocupa 47.720 km2 en el cuadrante nororiental de España y cuenta con una población de 1.189.909 personas (datos de 2000).
Aragón se define por la pluralidad, tanto en su medio natural (en Aragón se pasa desde los verdes y espectaculares Pirineos con cimas que superan los 3.000 metros a las estepas subdesérticas del Valle del Ebro a unos pocos metros sobre el nivel del mar o a las suaves sierras del Sistema Ibérico en el Oeste y Sur) como en medio humano (en él convive una cultura urbana y cosmopolita con una cultura rural y popular y coexisten pacíficamente tres lenguas).
La pluralidad de Aragón se repite en las comarcas que componen la provincia de Zaragoza, situadas en el Oeste y centro, extendiéndose desde la parte más occidental del Pirineo aragonés hasta la parte occidental de las Sierras Ibéricas siendo atravesada de Oeste a Este por el Valle del Ebro, en cuyo centro se sitúa la ciudad de Zaragoza.

Comunicaciones

Zaragoza es la capital de Aragón y se trata de una ciudad media de la red urbana europea con la que está bien conectada y desde la que el turista puede desplazarse fácilmente a cualquier punto de Aragón. De la misma manera, y dada esta circunstancia, las comarcas que conforman la provincia de Zaragoza tienen una buena accesibilidad.
La ciudad de Zaragoza cuenta con un aeropuerto, recientemente ampliado, situado a 9 kms. del centro de la ciudad que la conecta con varias ciudades españolas y europeas.

En cuanto a las comunicaciones ferroviarias, dada la situación geográfica de Zaragoza, la ciudad se ha conformado a lo largo de la historia hasta la actualidad como un enlace fundamental en la red ferroviaria peninsular, mejorada, si cabe, con la llegada del AVE.

Por lo que respecta a las comunicaciones por carretera, nos encontramos con una ciudad que es un punto fuerte de la red contando con una autopista a Bilbao y Barcelona por el Valle del Ebro, que atraviesa la provincia; con la Autovía de Aragón, que la une a Madrid por las Sierras Ibéricas y con la futura autovía (en la actualidad ejecutada en algunos tramos) Somport-Sagunto que la unirá a Valencia también por las Serranías Ibéricas y a la red francesa por el Pirineo Aragonés, todo ello facilita los desplazamientos, sean por medios privados o públicos, demanda que es atendida por infinidad de líneas de autobuses que conectan la ciudad con la práctica totalidad de las ciudades peninsulares y con las más importantes ciudades de los distintos países europeos o norteafricanos.   

Siendo las redes de comunicación como las venas para un territorio, podemos afirmar que Zaragoza constituye un órgano vital y un punto de atracción de primer orden, sumando a las comunicaciones aéreas, ferroviarias y carreteras la comunicación por cable y una amplia oferta de medios de comunicación (varias televisiones locales y una de ámbito aragonés, corresponsalías de los más importantes periódicos, radios y cadenas de televisión de España, un moderno Centro de Prensa) completan la oferta en lo que a la comunicación se refiere. 

Alojamientos 

La oferta de alojamientos en este territorio se basa en la calidad y la diversidad. Calidad cristalizada en alta profesionalidad y en la gran experiencia propia de un país cruce de caminos y lugar de encuentro y diversidad por su amplia variedad de establecimientos que van desde los establecimientos que tienen tras de sí una larga historia y ofrecen a sus visitantes el sabor y el encanto de los establecimientos del pasado, pero con la infraestructura y servicios más avanzados, hasta establecimientos que ponen a disposición de sus clientes la tecnología más avanzada en un marco que inserta las últimas tendencias arquitectónicas; desde las cinco estrellas a los albergues, desde las estaciones balnearias a las viviendas de turismo rural. Una oferta que se completa con la competitividad, basada en una relación calidad-precio excelente.

Gastronomía 

La oferta de restaurantes y la gastronomía es uno de nuestros puntos fuertes de Aragón, apoyada en una larga tradición culinaria hoy mimada con el criterio de la calidad sustentada en los productos que tradicionalmente ha ofrecido la montaña y el valle en Aragón (productos derivados de la agricultura, como los extraordinarios vinos aragoneses -las Denominaciones de Origen de Cariñena, Campo de Borja, Somontano y Calatayud-, el aceite de oliva virgen extra o el melocotón calandino, por citar algunos ejemplos; productos derivados de la ganadería, como el jamón de denominación de origen de Teruel o la denominación específica ternasco de Aragón, todo ello acompañado por una extraordinaria repostería autóctona). Junto a los productos propios, la cercanía del mar Cantábrico y del Mediterráneo ha propiciado que los productos asociados al mar se hayan insertado con éxito en la cultura culinaria tradicional aragonesa, rica y ecléctica como corresponde a un país abierto como Aragón.  

La base de la cocina tradicional aragonesa la constituye, como en todos los pueblos europeos, el pan en sus diversas formas (adornado como en Codos, con gajos como en Tosos o Albarracín), alimento base de algunos platos típicos locales (migas a la turolense, sopa “roya”, la “bodela” del valle de Tena o la escaldada de Huesca).  

Al mismo nivel están las frutas y verduras, alabadas desde antiguo como atestiguan documentos medievales que citan las cebollas de Fuentes, los ajos de Arándiga, la coliflor de Tarazona, los cardos de Muel, las alcachofas de Albalate del Arzobispo, los nabos de Mainar, las borrajas del Somontano del Moncayo, los pimientos de Montañana, los tomates de las huertas del Gállego, los espárragos de la Ribera Alta del Ebro, la uva de las zonas vinícolas y el olivar bajoaragonés. Verdura casi exclusiva de Aragón es la borraja, de origen medicinal (su nombre científico es “borrago officinalis”) y a la que nuestro tiempo atribuye valor medicinal en la prevención del cáncer; en la base de las verduras de la cocina aragonesa están también los bisaltos, el cardo, las habas con vaina, los esquejes y la calabaza.  

Entre las frutas caben citar las de las vegas de nuestros ríos (Jalón, Jiloca, Gállego, Cinca y Ebro, fundamentalmente): melocotones en el Bajo Aragón, ciruelas en la Ribera Baja del Ebro y Sariñena, peras y manzanas en La Almunia de Doña Godina, cerezas de El Frasno, alberges en El Burgo de Ebro, higos, melocotones y manzanas de Fraga, a las que hay que añadir las propias de la montaña (fresa, chordón, rovellones, arañones y trufas, además de las “peretas” de San Juan)

En cuanto a las legumbres son básicas en algunos platos tradicionales como el “recao” de Binéfar, los boliches de Embún y las judías de Luco de Jiloca.  

Las carnes también constituyen uno de los puntos fuertes de la gastronomía tradicional aragonesa, fundamentalmente el cordero, con gran riqueza de recetas y platos en el que es el componente esencial (ternasco asado en todo Aragón, jarretes o “garronets” en Ribagorza y “morteruelo” en Teruel).

En cuanto al pescado, supone un ingrediente más dentro de la gastronomía tradicional aragonesa, no sólo la fauna fluvial autóctona (truchas, cangrejos) sino también la marina que llega desde antiguo a Aragón, como muestran los recetarios de la antigua corte aragonesa que cuentan con una increíble nómina de fauna marina.  

Pero la oferta de restauración no se limita a ofrecer un variado menú de platos tradicionales sino que disfruta de una amplísima oferta capaz de atender cualquier exigencia, desde los “fast-foods”, hasta la alta cocina de inspiración francesa, pasando por marisquerías, vegetarianos, pizzerías, cocina de cualquier lugar de la Península Ibérica, de países europeos o iberoamericanos o locales que ofrecen la cocina de los lugares más exóticos. Todos ellos componen una amplia armonía de sabores reflejo del cosmopolitismo de Aragón que presume y disfruta de tener una oferta de restaurantes altamente profesional y competitiva.

Esta cocina de calidad se ve complementada por la minicocina, las “tapas”, auténticos caprichos gastronómicos, un mundo de colores y sabores que en nuestras ciudades y pueblos se distingue por la calidad y la variedad (de lo más simple a las creaciones de alta cocina), que ayudan a que el “tapear” siga siendo considerada en nuestras ciudades y pueblos como una actividad social más    

Cultura y ocio

Las posibilidades culturales y de ocio son múltiples: temporadas de teatro (del clásico al experimental; de las obras masivamente aplaudidas por los amantes del arte de Talía a obras más minoritarias); programaciones musicales contando con una amplia programación musical de altísima calidad siendo atendidas prácticamente todas las manifestaciones musicales (desde la ópera al jazz pasando por el pop, el folk o el rock), la actividad musical se complementa por otras actividades como el ballet o la danza.  

Pero la oferta cultural no acaba allí, puesto que nuestro país tiene una extraordinaria afición al séptimo arte (en Zaragoza se utilizó por vez primera el “cinematógrafo” en la Península, y Aragón fue cuna de pioneros cineastas como Segundo de Chomón y lugar de nacimiento de genios universales como Luis Buñuel). La afición al cine se desarrolla tanto en las salas comerciales existentes como en las programaciones de distintas entidades.  

Nuestras comarcas ofrecen, además, muestras de fotografía, numerosos museos, temáticos o generales; exposiciones, permanentes o temporales, congresos, conferencias, cursos, etc.  
Como actividades más lúdicas no conviene olvidar la animación de la noche de nuestras ciudades, las fiestas tradicionales, rurales o urbanas, o la tradición del “tapeo” a la vez que se “callejea” por nuestros pueblos y ciudades. 

Dentro de la cada vez mayor atención a los aspectos medioambientales, hay que tener en cuenta que también en este aspecto nuestras comarcas tienen una atractiva oferta dada sus condiciones geográficas y la gran variedad de paisajes, microclimas y realidades que el turista curioso puede encontrar en nuestro territorio.

 
 
Patronato Provincial de Turismo. Diputación Provincial de Zaragoza

| Mapa web | © 2001- Patronato Provincial de Turismo. Diputación Provincial de Zaragoza |