Usted está aquí: Inicio / Noticias / Sánchez Quero y Santisteve firman el convenio para que los residuos de la provincia puedan llevarse al CTRUZ de Zaragoza

Sánchez Quero y Santisteve firman el convenio para que los residuos de la provincia puedan llevarse al CTRUZ de Zaragoza

La DPZ da así un paso muy importante para la puesta en marcha del proyecto Ecoprovincia, que hará posible que los municipios zaragozanos cumplan la obligación de reciclar al menos el 50% de sus basuras.

Viernes, 15/06/2018

El presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, y el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, han firmado esta mañana el convenio de colaboración que hará posible que los municipios de la provincia puedan llevar sus residuos domésticos al CTRUZ de Zaragoza, lo que a su vez les permitirá cumplir la directiva europea que les obliga a reciclar al menos la mitad de sus basuras para el año 2020.

De esta forma, la Diputación de Zaragoza da un paso muy importante para la puesta en marcha del proyecto Ecoprovincia, el servicio integral de transporte y tratamiento de residuos que va a poner a disposición de los ayuntamientos zaragozanos para que puedan cumplir esa obligación legal.

“La legislación establece que dentro de año y medio los municipios deben reciclar al menos la mitad de los residuos que producen. Sin embargo, ahora mismo la única planta de tratamiento que permite cumplir esa directiva europea es la de Zaragoza. Por eso hemos firmado este convenio, que permite que los 292 ayuntamientos de la provincia puedan llevar sus residuos al ecovertedero de la capital”, ha destacado Sánchez Quero, quien además ha recordado que la solución al problema del reciclaje de los residuos es una de las principales prioridades de su mandato y ha agradecido al alcalde de Zaragoza su disposición a llegar al acuerdo suscrito hoy. “Es un acuerdo histórico  fruto de la sintonía y la colaboración entre ambas instituciones”, ha subrayado.

El convenio se ha firmado para cuatro años prorrogables por otros dos periodos de dos años y establece que el volumen máximo anual de residuos que podrá llevarse al CTRUZ en virtud de este acuerdo será de 70.000 toneladas de la fracción orgánica más resto. Esa cantidad es suficiente para las necesidades de la provincia, pero se puede ampliar si se queda pequeña.

La tasa que la Diputación de Zaragoza tendrá que pagar al Ayuntamiento de Zaragoza por el traslado de los residuos de los municipios de la provincia será la establecida en cada momento para las entidades locales en la ordenanza municipal que regula el uso del CTRUZ. Posteriormente, la DPZ facturará a los ayuntamientos la cantidad que le corresponda a cada uno.

En este sentido, Sánchez Quero ha explicado que los técnicos estiman que el coste medio que van a tener que pagar los ayuntamientos zaragozanos por llevar sus basuras a Zaragoza rondará los 23 euros por tonelada. “Calculamos que el coste del transporte de los residuos se  compensará con la tasa que dejarán de pagar por usar el vertedero al que los llevan ahora”, ha señalado el presidente, quien en cualquier caso ha insistido en que los posibles encarecimientos del servicio que puedan producirse se deberán a la necesidad de cumplir una nueva exigencia legal establecida por una directiva comunitaria.

Además, Sánchez Quero ha recalcado que la única alternativa a llevar los residuos a Zaragoza sería que los municipios y las comarcas pongan en marcha sus propios centros de reciclaje.  “En el año 2014 se hizo un proyecto para construir una planta de tratamiento de residuos en Calatayud y se estimó que el coste por tonelada sería de unos 70 euros, prácticamente tres veces más que lo que calculamos que costará llevar los residuos a Zaragoza”, ha subrayado.

Para poder llevar sus residuos al CTRUZ, los municipios de la provincia tendrán que suscribir un convenio con la Diputación de Zaragoza. Por su parte, la DPZ, además de gestionar el tratamiento de esas basuras en la capital aragonesa, construirá distintas plantas intermedias de transferencia repartidas por la provincia y adquirirá los vehículos necesarios para transportar los residuos hasta el CTRUZ. “La inversión prevista por la Diputación será de unos 6 o 7 millones de euros, y de esta forma los municipios y las comarcas lo único que tendrán que hacer será llevar sus basuras hasta la planta de transferencia en lugar de hasta el vertedero al que las llevan ahora”, ha indicado el presidente.

Colaboración entre la Diputación y el Ayuntamiento de Zaragoza

El Ayuntamiento y la Diputación de Zaragoza mantienen una estrecha colaboración que tiene como objetivo la mejora de los servicios y la calidad de vida de los ciudadanos tanto de la capital como del resto de la provincia. Esta cooperación se articula en el convenio marco que ambas instituciones firmaron en marzo del año pasado, cuyo aspecto más conocido es el que se refiere a las obras de mejora de equipamientos e infraestructuras que se llevan a cabo en los barrios rurales de Zaragoza capital y que financia la DPZ con un importe de 9 millones de euros distribuido en 3 anualidades.

En ese mismo convenio marco se recoge la colaboración entra ambas instituciones sobre el uso del CTRUZ, del que es titular el Ayuntamiento de Zaragoza, para que los municipios de la provincia puedan llevar allí sus residuos urbanos y puedan cumplir la normativa medioambiental europea en esta materia. En desarrollo de ese acuerdo marco, se ha firmado el convenio suscrito hoy por Sánchez Quero y Santisteve.

archivado en: