Usted está aquí: Inicio / Noticias / Sánchez Quero visita los municipios afectados por la riada del Ebro

Sánchez Quero visita los municipios afectados por la riada del Ebro

El presidente de la Diputación de Zaragoza ha estado durante el fin de semana en localidades como Novillas, Cabañas, Osera, Pina y Quinto. Seis máquinas de la institución trabajan en este último municipio para proteger el casco urbano de la avenida mientras los bomberos mantienen su dispositivo preventivo.

El presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, ha visitado este fin de semana los municipios afectados por la riada del Ebro. Sánchez Quero, el presidente de Aragón, Javier Lambán, el vicepresidente de la DPZ, Martín Llanas, y el consejero de  Presidencia, Vicente Guillén, estuvieron en localidades como Novillas, Cabañas, Osera, Quinto y Pina para acompañar a los alcaldes e interesarse por las necesidades que tuvieran para poder hacer frente a la avenida.

Sánchez Quero y el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, también acudieron el domingo al funeral por el pastor de Codos que falleció el jueves al ser arrastrado por la crecida del río Grío.

Cuatro camiones, una motoniveladora y una retroexcavadora de la Diputación de Zaragoza trabajan en Quinto para reforzar y mejorar las defensas que protegen el casco urbano de la riada del Ebro. El servicio de Recursos Agrarios envió tres máquinas el sábado, pero hoy lunes, a petición del alcalde, se han mandado otros dos camiones y una retroexcavadora que va en camino. A lo largo de este episodio de avenidas, la DPZ ha puesto a disposición de los ayuntamientos afectados un total de 25 máquinas: 19 camiones, tres motoniveladoras, dos retroexcavadoras y una retroexcavadora mixta. 

Por otra parte, los bomberos de la Diputación de Zaragoza están achicando caudales en dos puntos de la Ribera Alta: una granja de terneros de Remolinos y una zona del casco urbano de Sobradiel a la que entra el agua por un registro. Además, los bomberos de la DPZ mantienen el dispositivo preventivo que desplegaron el jueves para atender las incidencias o las emergencias que puedan plantearse por la crecida del Ebro.

La carretera provincial VP-017 ha quedado cortada por la riada entre Alforque y Alborge. Por el contrario, se han reabierto la carretera provincial CP-3, que estaba cerrada entre Boquiñeni y Pradilla impidiendo el uso del puente sobre el Ebro, y la carretera provincial CV-601, que se cortó entre Huérmeda y Embid de la Ribera por la crecida del Jalón.

 

archivado en: