Usted está aquí: Inicio / Noticias / Sánchez Quero destaca el papel de la enseñanza, la literatura y el derecho como “fuentes de libertad y de progreso”

Sánchez Quero destaca el papel de la enseñanza, la literatura y el derecho como “fuentes de libertad y de progreso”

Las tres disciplinas han sido reconocidas con las medallas de Santa Isabel de Portugal en las personas del maestro César Bona, el escritor y bibliófilo José Luis Melero y el ex Justicia Fernando García Vicente.

Miércoles, 04/07/18

El mundo de la literatura, la enseñanza y el derecho han sido reconocidos esta tarde con las medallas de Santa Isabel de Portugal, máximos galardones que concede la Diputación de Zaragoza, en las personas del maestro César Bona, el escritor y bibliófilo José Luis Melero y el ex Justicia Fernando García Vicente. Tres disciplinas, según ha destacado el presidente de la institución provincial, Juan Antonio Sánchez Quero, cargadas de valor y de simbolismo. “Son tres fuentes de libertad y de progreso para el ser humano, para el individuo y para la sociedad. No hay libertad sin cultura, no hay cultura sin enseñanza y no hay igualdad sin ley”, ha subrayado.

Sánchez Quero ha reivindicado en su discurso la educación, la cultura y el derecho como “principios esenciales que jamás hay que olvidar y que se hacen más necesarios que nunca como antídoto del sectarismo y de la radicalidad”. Para el presidente de la DPZ, son valores irrenunciables que se deben defender y cultivar día a día y que deben subrayarse con “especial intensidad” en un momento histórico convulso y tenerlos presentes “frente a quienes quieran poner en solfa nuestro marco de convivencia aprovechándose precisamente de las ventajas que les ofrece”.

Otra máxima de la trayectoria profesional que comparten los tres galardonados es, ha destacado Sánchez Quero, la de la renovación, característica que comparten también con la institución que les ha premiado. “La modernización se ha convertido casi en una obsesión para el actual equipo de gobierno, que en este mandado hemos puesto en marcha el plan unificado de Subvenciones (PLUS) para integrar todos los planes dirigidos a los ayuntamientos y aumentar así su autonomía local. Además hemos creado un foro de alcaldes, que ya se ha reunido en cuatro ocasiones, para que sean ellos quienes marquen las líneas principales de la institución provincial con sus propuestas; y hemos aprobado medidas contra la despoblación, como un plan dotado con un millón de euros dirigido a autónomos y emprendedores, además de una cátedra y un consejo sectorial”, ha señalado.

A estas medidas se suman la creación de una área de Asistencia y Modernización Local para reforzar el papel que desempeña la institución provincial y centralizar los servicios que presta a los ayuntamientos; así como nuevos proyectos impulsados para mejorar los servicios del medio rural, como el proyecto Ecoprovincia, la administración electrónica o el despliegue de la banda ancha y la telefonía móvil, fundamentales para los ayuntamientos y los vecinos del medio rural.

“El progreso consiste en renovarse –ha recordado Sánchez Quero parafraseando a Miguel de Unamuno–. Renovarse o morir fue la máxima no solo de Unamuno, sino de toda una generación, la del 98, de la que se cumplen 120 años, y del Regeneracionismo, que tuvo como precursor precisamente a un político aragonés, Joaquín Costa. Sus ideas regeneracionistas, como la reforma de la educación, el impulso de la investigación, la universalización de los recursos básicos, la mejora de las infraestructuras, las medidas sociales y la renovación de la política, siguen vigentes más de un siglo después”.

“No debe sorprendernos que ahora, cuando se cumplen cuatro décadas del inicio de la democracia, estemos asistiendo a un nuevo impulso renovador y regeneracionista. Un movimiento al que, por cierto, las instituciones tenemos la obligación de sumarnos, incluso de adelantarnos para no quedar obsoletas, pero desde la serenidad y consenso, y respetando el marco de convivencia que nos hemos dado. Es una exigencia de la ciudadanía, pero es sobre todo una cuestión de responsabilidad”, ha concluido Sánchez Quero.

César Bona

El presidente de la Diputación de Zaragoza le ha agradecido a César Bona, considerado como uno de los mejores educadores del mundo, su “empeño en innovar en la enseñanza, en poner en valor la figura del maestro, esa pieza fundamental sobre la que se asienta la educación desde la infancia y con la que se forjan mentes libres y sociedades desarrolladas en principios y en valores, no solo en una mera acumulación de conocimientos”.

Bona (Ainzón, 1972) ha destacado que es “un honor” para él haber recibido la medalla de Santa Isabel. “Aprovecho esta oportunidad para agradecer a los cientos y cientos de maestros y maestras que en toda la provincia de Zaragoza y en todo Aragón hacen un trabajo valiosísimo y anónimo”, ha dicho este educador, quien también ha querido “rendir un homenaje” a todos los maestros que hicieron posible que él y el resto de sus amigos de la niñez sean lo que son hoy. “Maestro es alguien que inspira para la vida, no alguien que prepara para unas profesiones que no existen”, ha recalcado. Además, Bona ha reivindicado la diversidad “como un valor y no como un inconveniente”. “Todos somos diferentes, luchemos para que cada niño, independientemente de su etnia o su género, reciba la mejor educación posible”, ha reclamado.

Fernando García Vicente

Sobre Fernando García Vicente, Sánchez Quero ha elogiado su “dilatada trayectoria profesional al servicio de la justicia, en el sentido más amplio del término”. “Primero desde el Ministerio Fiscal y luego como Justicia de Aragón durante casi veinte años, has dedicado tu vida a la que ha sido tu pasión: el derecho y la equidad, esa esencia de igualdad democrática que es la ley”, ha destacado.

García Vicente (Zaragoza, 1948) ha mostrado su “satisfacción” por el reconocimiento y ha recordado a su abuelo Emerenciano García Sánchez, quien fue presidente de la Diputación de Zaragoza a principios del siglo XX. “Me están premiando por hacer en la vida lo que me gustaba”, ha destacado satisfecho el ex Justicia, quien también se ha congratulado “de haber podido ayudar a mucha gente” y ha apostado por aprender a buscar la solución a los problemas”. “En este país somos muy conservadores, seamos de derechas o de izquierda, y tenemos que cambiar la mentalidad y buscar soluciones cada vez que se nos presenta un problema”, ha reclamado.

José Luis Melero

A José Luis Melero, el presidente de la Diputación de Zaragoza le ha mostrado su reconocimiento “a tantos años de vocación por las letras, por la literatura, por la cultura y, en particular, por el patrimonio aragonés”. “No hay memoria sin libros y no hay presente sin memoria. Y tú, sin duda, has contribuido de forma decidida y destacada a difundir la cultura aragonesa, a cultivar nuestras señas de identidad y a proyectarlas desde el presente hacia el futuro”, ha elogiado.

Melero (Zaragoza, 1956) se ha mostrado “muy feliz” que recibir el máximo galardón de la Diputación de Zaragoza. “La DPZ ha sido siempre una institución ejemplar en la edición y difusión de nuestros libros y nuestra cultura”, ha subrayado el escritor y bibliófilo zaragozano, quien ha recordado que en el siglo XIX la institución provincial creó la “legendaria” Biblioteca de Escritores Aragoneses; que a partir de 1915 creó el Estudio de Filología de Aragón; y que tras la Guerra Civil puso en marcha la Institución Fernando el Católico, que acaba de cumplir 75 años. “Que una institución que ha hecho tanto por la cultura de Aragón piense que soy merecedor de su máxima distinción me llena de felicidad y de agradecimiento –ha insistido Melero–. Esta medalla tendrá siempre un lugar de honor en mi casa, al menos a la altura de de mi libro firmado por Borges, de los viejos discos de jota de José Oto y del vídeo del gol de Nayim”.

archivado en: