Usted está aquí: Inicio / Noticias / Sánchez Quero asiste a la recreación histórica del juramento de los compromisarios de Caspe

Sánchez Quero asiste a la recreación histórica del juramento de los compromisarios de Caspe

El presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, ha asistido esta tarde en Caspe a la recreación histórica del juramento de los compromisarios que hace seis siglos eligieron al rey Fernando I de Aragón. Este acontecimiento, que se produjo el 17 de abril de 1412 y abrió las deliberaciones para designar al nuevo monarca, se ha representado por primera vez fuera de las fiestas del Compromiso -que cada año se celebran el último fin de semana de junio-.

“El nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Caspe ha decidido que el juramento de los compromisarios se recree tal y como sucedió, el segundo domingo de Pascua y dos meses antes de la firma del acta del Compromiso -ha explicado nchez Quero-. Con esta decisión se quiere seguir impulsando y difundiendo las fiestas del Compromiso, y como presidente de la Diputación de Zaragoza he venido para mostrar el total respaldo de la institución provincial a Caspe y a la más conocida de sus celebraciones”.

La recreación, en la que han participado más de 80 actores y figurantes, ha comenzado a media mañana con la toma de posesión de la colegiata y del castillo de Caspe por parte del señor interino de la villa, el obispo de Huesca y compromisario Domingo Ram. Después, dos dramatizaciones teatrales han explicado al público asistente cuáles fueron las razones que llevaron a los distintos aspirantes a optar al trono de la Corona de Aragón.

Ya por la tarde, se ha escenificado la llegada a Caspe y la presentación del resto de compromisarios, que ha dado paso al acto central de la jornada: la recreación del juramento de los compromisarios ante el Lignum Crucis y los evangelios en la escalinata de la colegiata de Santa María. Por último, se ha representado el homenaje que los alcaides y capitanes generales rindieron aquel día a quienes se acababan de convertir en los nuevos dueños de la villa y el castillo.