Usted está aquí: Inicio / Noticias / Rozalén estará este viernes en Magallón para rendir un homenaje en su pueblo a la luchadora contra los nazis Elisa Garrido

Rozalén estará este viernes en Magallón para rendir un homenaje en su pueblo a la luchadora contra los nazis Elisa Garrido

La cantautora participará en una jornada de memoria democrática que incluye una ofrenda floral y un coloquio con los periodistas Javier del Pino, Gervasio Sánchez, Ramón Lobo, Conchi Cejudo y Gonzalo Barroso. Elisa Garrido fue una magallonera que luchó en la Guerra Civil, participó en la resistencia contra los nazis y fue distinguida con la Legión de Honor francesa por acciones como la voladura de una fábrica de obuses alemana.

Martes, 05/11/2019

Rozalén estará este viernes en Magallón para rendir un homenaje en su pueblo a Elisa Garrido, la magallonera que luchó contra los nazis durante la Segunda Guerra Mundial y fue reconocida con la Legión de Honor, la máxima condecoración que otorga el Gobierno francés, por acciones como la voladura de una fábrica de obuses alemana. La cantautora manchega participará en una jornada de memoria democrática que incluirá una ofrenda floral en el cementerio de la localidad y un coloquio al que también asistirán los periodistas Javier del Pino, Gervasio Sánchez, Ramón Lobo, Conchi Cejudo y Gonzalo Barroso.

“Rozalén es una persona muy sensibilizada con las causas sociales, pero especialmente con todo lo relacionado con la memoria histórica”, destaca la presidenta de la Asociación de Familiares y Amigos de Asesinados y Enterrados en Magallón (Afaaem),  Pilar Gimeno, que además es sobrina de Elisa Garrido. “El pasado 29 de junio no pudo venir al homenaje que le hicimos ese día a mi tía, pero ella conoce su historia y ha querido venir a rendirle tributo personalmente”.

Gimeno recuerda que hace dos años Rozalén dedicó la canción ‘Justo’ a un tío abuelo suyo que murió en la Guerra Civil y que estuvo desaparecido para su familia hasta que en 2017 fue localizado en una fosa común de la localidad madrileña de Arganda del Rey. “Ella se enteró de la historia de mi tía Elisa a través de las redes sociales y de unos amigos comunes y ha insistido en venir a Magallón para rendir un homenaje a todas las Elisas y todos los Justos que hubo en España, que fueron muchos”, subraya Gimeno agradecida.

La jornada del viernes, organizada por la asociación Afaaem y el Ayuntamiento con la colaboración de la Diputación de Zaragoza y el Gobierno de Aragón, se iniciará a las 11.45 con una ofrenda floral en el cementerio de Magallón en la que Rozalén interpretará el tema ‘Justo’ tocando la guitarra.

Posteriormente, a las 16.00, el cine Marina del municipio albergará el coloquio titulado ‘Elisa y Justo son memoria’, moderado por Gonzalo Barroso y en el que, además de la propia Rozalén, participarán Javier del Pino, Gervasio Sánchez, Ramón Lobo, Conchi Cejudo. Ambos actos están abiertos al público en general, y además aquellos que quieran colaborar económicamente con la asociación Afaaem podrán hacerlo a través de una hucha que se instalará para recibir donaciones.

Una mujer ejemplar cuya historia había pasado desapercibida

Gimeno describe a Elisa Garrido (Magallón, 1909-Toulouse, 1990) como “una mujer valiente que siempre defendió los derechos y las libertades". Durante la Guerra Civil, luchó en la batalla del Ebro. Más tarde pasó a Francia para ayudar a los españoles republicanos, y en la Segunda Guerra Mundial se unió a la resistencia contra los nazis, en la que era conocida como ‘La mañica’ o con el nombre de guerra ‘Françoise’.

Realizó labores de correo hasta que fue detenida por la Gestapo en octubre de 1943, pero incluso estando cautiva en distintos campos de concentración fue capaz de hacer saltar por los aires una fábrica de obuses de los nazis. "Mi tía fue utilizada como esclava, como prisionera en los campos de concentración era obligada a trabajar en las fábricas nazis, pero lo que hacía era sabotearlas desde dentro y consiguió volar una factoría de obuses", explica Gimeno.

Garrido sobrevivió a varias cárceles y a tres campos de concentración. Tras pasar por Dinamarca, fue liberada en Estocolmo. Ella y su marido regresaron a España en los años 50, pero las cosas no le fueron bien y volvieron a Francia. Allí fue condecorada con  Legión de Honor francesa.

Esta magallonera ejemplar murió en Toulouse en el año 1990, pero su historia había pasado desapercibida en Magallón porque adoptó el apellido de su pareja. Sin embargo, gracias a las investigaciones del historiador Juan Manuel Calvo, de la asociación Amical de Mauthausen, su figura ha sido recuperada en su localidad natal, que el pasado 29 de junio le rindió un homenaje dedicándole una calle y descubriendo una placa en su honor. Ese tributo se repetirá este próximo viernes con la jornada de memoria histórica en la que participará Rozalén.