Usted está aquí: Inicio / Noticias / Pozuelo recupera el lienzo de San Antón y exhibe el Reloj Gótico aparecido bajo la pintura

Pozuelo recupera el lienzo de San Antón y exhibe el Reloj Gótico aparecido bajo la pintura

  • El presidente de la DPZ, Luis María Beamonte, ha asistido hoy a la presentación de ambas obras, recuperadas por la escuela taller Juan Arnaldín de la DPZ
  • La pieza encontrada es el único frontal de reloj medieval europeo que permanece en buen estado de conservación

Zaragoza, 16 de enero de 2015.- El presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Luis María Beamonte, ha asistido esta mañana en Pozuelo de Aragón a la presentación de la restauración del lienzo de San Antón (siglo XVI) y del Reloj Gótico aparecido bajo la pintura, gracias a los trabajos puestos en marcha por la Escuela Taller Juan Arnaldín de la DPZ.

Beamonte ha participado en este acto junto al diputado delegado de Bienestar Social de la DPZ, Máximo Ariza; el alcalde de Pozuelo de Aragón, Jerónimo Gracia; y el Obispo de Tarazona, Eusebio Hernández. El lienzo de San Antón vuelve a ubicarse, desde hoy, en la iglesia de la Asunción del municipio zaragozano.

La obra llegó para su restauración a la DPZ en verano de 2011, y han intervenido en sus trabajos de recuperación los alumnos y profesores de las ediciones I y II de la Escuela Juan Arnaldín, que gestiona la institución provincial.

Una pieza única de la Edad Media europea

El proceso de restauración del lienzo de San Antón ha supuesto la recuperación de dos piezas, ya que durante el trascurso de la restauración del lienzo se descubrió la denominada “Tabla del Reloj”, bajo la pintura de San Antonio Abad. De hecho, la pieza encontrada contiene el único frontal de reloj medieval europeo que permanece en buen estado de conservación, lo que le da a esta tabla, que pudo ser construida en el siglo XIV, un importantísimo valor histórico-artístico.

Los trabajos de restauración llevados a cabo en ambas intervenciones han sido de una gran complejidad, con el objetivo de salvaguardar y llevar a buen término la conservación de ambas piezas.

Así, el posterior lienzo de San Antón, un óleo pintado sobre tela, fue confeccionado gracias a la reutilización de una tabla de 170 centímetros de alto y 130 de ancho, cuyo enlenzado presentaba un trozo de tela desgarrada dejando a la vista una carita redondeada, de trazo claramente gótico y en saludable estado de conservación.

La imagen mostrada, de gran valía e interés histórico-artístico, motivó la decisión de separar ambas obras, una vez protegida la policromía del Santo. El arranque dio como resultado la fragmentación del cuadro en ochenta y nueve fragmentos y dejó a la vista buena parte de la tabla del Reloj que esta mañana se ha exhibido en Pozuelo.

Un lienzo renacentista de 1563

El lienzo de San Antón, de estilo renacentista, se encontraba en un lamentable estado de conservación. Fue pintado en 1563 por Espinosa, tal y como dejó manuscrito el pintor en el libro abierto que el Santo porta en su mano derecha.  La obra, un óleo pintado sobre tela, representa a San Antonio Abad, ataviado con las vestimentas propias de la orden que lleva su nombre.  Porta en sus manos un libro con varios salmos y la datación y autoría de la obra.

En cuanto al autor, aunque la inscripción sólo hace referencia al citado Espinosa, podría ser Cristóbal Espinosa, de profesión tallador, según los estudios que aparecen en la obra de Jesús Criado Mainar sobre el segundo Renacimiento en Aragón.

Este santo nació a mediados del siglo III d. C. en el Alto Egipto, retirándose muy pronto al desierto, donde según la tradición el diablo le tentó en varias ocasiones y bajo formas muy diferentes. Antonio resistió estoicamente, acogió años después a varios discípulos y organizó en el desierto una comunidad eremita.

A sus pies aparece un lechón, elemento iconográfico que caracteriza al santo.

archivado en: