Usted está aquí: Inicio / Noticias / Más de 20.000 personas ha visitado ya la exposición sobre la colección Santamarca organizada por la DPZ en el palacio de Sástago

Más de 20.000 personas ha visitado ya la exposición sobre la colección Santamarca organizada por la DPZ en el palacio de Sástago

La muestra puede verse hasta el 6 de enero e incluye casi un centenar de cuadros de una de las mejores colecciones de pintura de España, entre ellos las 6 escenas pintadas por Goya dentro de la serie ‘Juegos de niños’

Jueves, 22/11/2018

Más de 20.000 personas han visitado ya la exposición sobre la colección Santamarca organizada por la Diputación de Zaragoza en el palacio de Sástago. La muestra se inauguró el pasado 10 de octubre, puede verse hasta el próximo 6 de enero y es una antología de una de las mejores colecciones privadas de pintura de España.

Entre los cuadros expuestos destacan las seis escenas pintadas por Goya dentro de la serie ‘Juegos de niños’ o tres lienzos sobre temas religiosos de Luca Giordano. No obstante, quienes se acerquen al palacio de Sástago pueden disfrutar de casi un centenar de pinturas de las escuelas española, flamenca, italiana, holandesa y francesa que abarcan desde el Barroco hasta la pintura romántica con autores como Antonio y José de Brugada, Jenaro Pérez Villamil, Bartolomé y Vicente Carducho, Francisco Collantes, Frans Snyders o Paul de Vos.

La colección Santamarca se formó durante la segunda mitad del siglo XIX por el entusiasmo del banquero y conde Bartolomé de Santamarca (1806-1874), quien, a diferencia de sus contemporáneos, no sólo adquirió piezas de los siglos pasados, sino que también patrocinó a pintores coetáneos. A su muerte, el conde se la transmitió primero a su viuda y después a su hija Carlota, duquesa de Nájera y condesa de Santamarca, quien, viuda y sin descendencia, la cedió al asilo Santamarca para niños huérfanos que ella misma había creado.

El palacio de los Santamarca en la calle Alcalá de Madrid no pudo conservarse y su solar fue incorporado en 1927 al edificio del Banco de España. Sin embargo, un año después los albaceas testamentarios de la condesa terminaron de construir un colegio asilo en el barrio de La Prosperidad que desde entonces ha sido la sede de este magnífico conjunto de pinturas.

Los avatares sufridos por la colección durante la Guerra Civil, el temor a los robos y el enorme coste que conllevaba gestionar de modo adecuado todo ese rico patrimonio hicieron que la colección Santamarca cayera en el olvido y que los seis cuadros de Goya de la serie ‘Juegos de niños’ se dieran por desaparecidos. Sin embargo, en 1984, una exposición de parte de sus pinturas en el Banco Exterior de España permitió el ‘redescubrimiento’ de este conjunto de obras de arte.

Más de 30 años desde la última gran exposición

Más de 30 años después de aquella muestra, una antología de la colección Santamarca vuelve a estar al alcance del público, esta vez en el palacio de Sástago y bajo la dirección técnica y científica del comisario de la exposición, Wifredo Rincón, y del coordinador de Proyectos y Difusión Cultural de la Diputación de Zaragoza, Ricardo Centellas.

En total se exponen 98 pinturas repartidas por 11 espacios distribuidos por las dos plantas del palacio de Sástago. A ellas se suman un espléndido busto póstumo del primer conde de Santamarca labrado en mármol de carrara en París en 1876 por el escultor Adam Salomón y una bella mesa de aparato producida en Italia en el siglo XIX confeccionada a base de madera dorada, mármol y escayola pintada.

Además, el público puede contemplar las pinturas en todo su esplendor gracias a que durante los últimos años se ha llevado a cabo una importante labor de restauración de los cuadros que ha corrido a cargo del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE). A pesar de que anteriormente ya se habían ido haciendo trabajos de conservación, muchos lienzos sufrían roturas, craquelados, levantamientos y faltas de materia pictórica. Algunos presentaban además restauraciones antiguas que distorsionaban la percepción visual de las pinturas, así como oxidaciones de barnices y destensados de los lienzos.