Usted está aquí: Inicio / Noticias / Los grupos de la Diputación de Zaragoza se unen para reclamar el mantenimiento del servicio postal en los municipios de la provincia

Los grupos de la Diputación de Zaragoza se unen para reclamar el mantenimiento del servicio postal en los municipios de la provincia

El pleno ha aprobado el proyecto para completar el arreglo de la carretera que une Castejón de Valdejasa y Tauste. La primera fase se iniciará a lo largo de este año y la segunda, a principios de 2018.

Todos los grupos políticos de la Diputación de Zaragoza se han unido en el pleno de hoy para aprobar una moción conjunta que reclama el mantenimiento del servicio postal en los municipios de la provincia. Cada vez son más las localidades del medio rural en las que la sociedad estatal Correos está dando el paso de cerrar su oficina de atención al público. Por eso el PSOE, el PP, En Común, Ciudadanos, CHA y el PAR han consensuado un texto que rechaza “la reducción de los servicios postales” en esas poblaciones e insta a Correos “a restituir el servicio de atención público en un lugar fijo y habilitado para ello, de forma regular, en aquellos municipios donde este haya sido suprimido”.

“No puede ser que estemos exigiendo que la despoblación sea una cuestión de Estado, que el Gobierno central haya nombrado a un comisionado para luchar contra este problema, y que al mismo tiempo una sociedad estatal como Correos esté quitando servicios en los pueblos –ha denunciado el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio nchez Quero–. Este tema ya salió hace dos semanas en el tercer foro de alcaldes de la provincia de Zaragoza porque lo comentó la presidenta de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias y ahora todos los grupos de la Diputación hemos vuelto a ser capaces de ponernos de acuerdo para exigir que no se cierre ni una sola oficina”. nchez Quero ha insistido en que esta cuestión preocupa “mucho” a los habitantes del medio rural zaragozano y ha recordado en que es la falta de servicios como el correo, la telefonía móvil, la banda ancha o las entidades bancarias la que lleva a los vecinos de los pueblos a marcharse a las ciudades.

En el pleno de hoy también se ha aprobado el proyecto para completar el arreglo de la carretera provincial que conecta Castejón de Valdejasa y Tauste, la CV-607. La Diputación de Zaragoza ya ha sacado a concurso y está a punto de adjudicar la primera fase de esta actuación, cuyas obras se iniciarán a lo largo de este año. Además, el paso dado en el pleno de hoy permitirá licitar el resto de los trabajos por el procedimiento anticipado para que la segunda fase pueda comenzarse a principios de 2018.

La carretera CV-607 tiene una longitud total de casi 19 kilómetros, pero el tramo más utilizado discurre entre Castejón de Valdejasa y el desvío al camino de Putamariz, que es el que usan los conductores para circular entre esa localidad y Tauste. El arreglo que va a llevar a cabo la DPZ se centra en esos 9 kilómetros y se va a llevar a cabo en dos fases.

Las obras de la primera fase ya se sacaron a concurso por 773.000 euros con un plazo de ejecución de cinco meses. Ahora falta la adjudicación, que permitirá iniciar los trabajos a lo largo de este año. En ese primer tramo, el arreglo consistirá en ensanchar la calzada hasta los siete metros y renovar el firme manteniendo el trazado actual de la carretera.

Además, hoy el pleno ha aprobado el proyecto para acondicionar el segundo tramo. Las obras se sacarán a concurso por 1,2 millones de euros con un plazo de ejecución de siete meses y mediante procedimiento anticipado, lo que significa que, si no hay imprevistos, los trabajos podrán comenzarse a principios de 2018 y a finales del año que viene se habrá completado el arreglo de esta vía provincial. “Tener unas buenas carreteras también es luchar contra la despoblación”, ha recalcado al respecto nchez Quero.

“Los bomberos de Diputación son provinciales, no de un parque concreto”

En el turno de ruegos y preguntas, e interpelado por el PP, En Común y Ciudadanos sobre las protestas que ha generado la apertura del parque de bomberos de El Burgo, el presidente ha recordado que los bomberos de la Diputación de Zaragoza “son bomberos provinciales, no de un parque concreto”. “Nuestros bomberos no son del parque de La Almunia o del parque de Caspe, son bomberos provinciales que tienen que atender las emergencias que se produzcan en cualquiera de los 292 municipios de la provincia –ha subrayado–. La apertura del parque de El Burgo no ha quitado ningún efectivo al Servicio Provincial de Extinción de Incendios, que sigue contando con 27 profesionales las 24 horas del día y los 365 días del año”.

En este sentido, nchez Quero ha explicado que, hasta ahora, los bomberos de los parques de Caspe y La Almunia ya tenían que acudir con frecuencia a El Burgo y a otros municipios de la Ribera Baja del Ebro. “Esa zona de la provincia, que además tiene una alta siniestralidad en las carreteras y distintas industrias importantes, estaba especialmente desasistida, por lo que hemos decidido acercar dos bomberos al parque de El Burgo para prestarle un mejor servicio –ha detallado–. Se trata de una reorganización provisional de los medios con los que contamos actualmente, algo que es competencia de de la Diputación de Zaragoza”.

El presidente ha recordado que, igual que desplazan al parque de El Burgo, esos dos bomberos pueden volver a los parques de Caspe y La Almunia cuando haga falta, como pasó el pasado sábado con un incendio en una granja de Fuendetodos. También ha recalcado que “lo importante es que, si es necesario, hasta el lugar del siniestro se desplazarán todos los medios que sean necesarios, como sucedió recientemente en el derrumbe de una casa en Nuévalos”. “Ojalá pudiéramos abrir el parque de El Burgo con cuatro bomberos, pero no podemos por la precariedad de nuestro presupuesto y porque la legislación estatal nos impone una tasa máxima de reposición de las plazas vacantes”, ha señaladonchez Quero.

Inauguración de la exposición de fotografía ‘El álbum provincial’

Al acabar el pleno, los diputados han participado en la inauguración de la exposición de fotografías ‘El álbum provincial’, una muestra que puede verse durante los próximos meses en el pasillo de acceso a la biblioteca y al archivo del palacio provincial y que recoge una selección de las más de 30.000 imágenes digitalizadas que conserva la Diputación de Zaragoza.

Esa colección de fotos se inicia en los años 40 del pasado siglo –aunque se conservan fondos más antiguos– y muestra tanto la actividad de la propia DPZ como la evolución de los habitantes y los municipios de la provincia. Además, también incluye una incipiente sección de vídeos y archivos sonoros.

Además, la Diputación de Zaragoza va a lanzar próximamente un proyecto para recopilar y compartir en formato digital las fotos, los vídeos y los archivos sonoros que conservan los vecinos y las entidades públicas y privadas de la provincia de Zaragoza. Siguiendo el ejemplo de otras iniciativas similares puestas en marcha por particulares y ayuntamientos, la DPZ habilitará una aplicación informática para que todo el que lo desee pueda hacerle llegar sus fotos, vídeos y audios para aumentar de esta forma el archivo de la institución provincial.