Usted está aquí: Inicio / Noticias / Los bomberos de la Diputación de Zaragoza incorporan nueve vehículos de intervención rápida para recortar sus tiempos de respuesta

Los bomberos de la Diputación de Zaragoza incorporan nueve vehículos de intervención rápida para recortar sus tiempos de respuesta

Los bomberos del Servicio Provincial de Extinción de Incendios (SPEI) de la Diputación de Zaragoza han incorporado nueve vehículos de intervención rápida –uno por cada parque– para recortar sus tiempos de respuesta ante cualquier siniestro. Se trata de todoterrenos equipados con el material básico pero imprescindible para actuar ante los distintos tipos de emergencia y para mantener con vida a las posibles víctimas hasta que lleguen las asistencias sanitarias.

“Los vehículos de intervención rápida (VIR) son una herramienta pionera para mejorar el servicio que los bomberos de la Diputación de Zaragoza prestan a los 292 municipios de la provincia –destaca el diputado delegado del SPEI, Alfredo Zaldívar–. Cuanto menos tardamos en llegar a las víctimas de una emergencia más posibilidades hay de que se salven, por eso cualquier avance que nos permita reducir ese tiempo de respuesta es fundamental”.

La gran ventaja de los VIR es que, al ser todoterrenos ligeros, llegan al lugar de la emergencia antes que los camiones de bomberos. “El recorte de tiempo es mayor cuanto peor sea la carretera, porque cuando hay curvas los vehículos pesados no pueden ir a gran velocidad –destaca el inspector jefe del SPEI, Eduardo J. Sánchez–. Para nosotros esta mejora es muy importante porque tenemos que dar servicio a los 292 municipios de la provincia de Zaragoza y es un territorio muy extenso y con una gran dispersión de la población”.

En cada vehículo de intervención rápida viajan dos bomberos. Mientras uno conduce, el otro podrá recopilar toda la información que sea necesaria para preparar la intervención a través de una tablet instalada en el salpicadero. Además, cada VIR contará con una cámara situada en el techo del todoterreno y conectada con el centro provincial de coordinación (CPC). “De esta forma, tenemos información en tiempo real sobre lo que está ocurriendo”, explica Sánchez.

En la parte de atrás del todoterreno, montado sobre una plataforma extraíble que facilita su manejo, los VIR cuentan con el material básico para afrontar los distintos tipos de emergencia que pueden producirse: una mochila para rescate vertical, otra para rescate acuático, un equipo de excarcelación, protectores de airbag, puntales de estabilización, un medidor de gases, una cámara térmica, una escalera plegable, dos equipos de respiración autónoma, un equipo de extinción equipado para agua y espuma…

Además, los vehículos de intervención rápida también están equipados con el instrumental imprescindible para mantener con vida a una posible víctima hasta que llegue la ambulancia: un desfibrilador, un ambú para proporcionar ventilación asistida, una manta con gel para quemados...

Cinco de los nueve VIR son nuevos y los otros cuatro son vehículos adquiridos con anterioridad que han sido adaptados a su nuevo cometido. En todos los casos, las modificaciones que se han introducido en los todoterrenos han sido diseñadas por los propios responsables del SPEI.

“El objetivo de la Diputación de Zaragoza es que los vecinos de la provincia no sean habitantes de segunda, por eso aunque sabemos que nuestros tiempos de respuesta no van a ser como los de la capital hace años que nuestros bomberos están inmersos en un proceso de mejora continua para reducirlos”, recalca Zaldívar.