Usted está aquí: Inicio / Noticias / Los bomberos de la Diputación de Zaragoza incorporan dos nuevos camiones ligeros y un brazo telescópico de 42 metros

Los bomberos de la Diputación de Zaragoza incorporan dos nuevos camiones ligeros y un brazo telescópico de 42 metros

La DPZ ha invertido 640.000 € en la compra de estos tres vehículos con los que se completa la adquisición de autobombas urbanas ligeras y se dota a los bomberos de un camión para intervenciones a grandes alturas.

Jueves, 02/01/2020

Los bomberos de la Diputación de Zaragoza han incorporado dos nuevos camiones ligeros  y un brazo telescópico de 42 metros de longitud. El Servicio Provincial de Extinción de Incendios (SPEI) ha invertido 640.000 euros en la compra estos tres nuevos vehículos con los que se completa la adquisición de autobombas urbanas ligeras y se dota a sus bomberos de un camión para intervenciones a grandes alturas.

“Las dos autobombas han costado en total 571.000 euros, se van a destinar a los parques de Caspe y Tarazona y se suman a las otras seis que se han ido comprando en los años 2017 y 2018 para los parques de La Almunia, Ejea, El Burgo, Cariñena, Daroca y Tauste”, destaca el diputado delegado del SPEI, Alfredo Zaldívar. “El parque de Calatayud ya contaba un camión ligero, aunque no es exactamente igual, por lo que los nueve parques profesionales de bomberos de la Diputación de Zaragoza disponen ya de estos vehículos mucho más ágiles y manejables que los que veníamos utilizando hasta ahora”.

Las autobombas urbanas pesadas pesan unas 16 toneladas y llevan hasta 6.000 litros de agua. En cambio, los ocho camiones ligeros que ha ido adquiriendo la Diputación de Zaragoza pesan 11 toneladas y transportan 2.000 litros de agua, un volumen suficiente para la primera intervención en un incendio. Además, están equipadas con el mismo material para hacer frente a accidentes o a cualquier otra emergencia, lo que unido a su peso y a su tamaño las convierte en un vehículo mucho más versátil.

El chasis de las nuevas autobombas urbanas ligeras es de la marca MAN, mientras que la carrocería y el equipamiento han corrido a cargo de la empresa Incipresa. Cada vehículo tiene una potencia de 250 caballos, suspensión neumática y un radio de giro de unos diez metros. 

Por su parte, el nuevo brazo telescópico incorporado por el Servicio Provincial de Extinción de Incendios es un vehículo de segunda mano que se ha comprado por casi 69.000 euros y que se destinará al parque de bomberos de La Almunia, aunque por sus características se utilizará en toda la provincia.

“Hasta ahora, los brazos articulados de los que disponíamos tenían 22 y 24 metros de longitud, por eso hemos considerado necesario adquirir otro brazo de 42 metros que nos permita hacer intervenciones a gran altura”, explica el inspector jefe de bomberos de la Diputación de Zaragoza, Raúl Aguilar. “No obstante, como este tipo de emergencias no suelen ser muy frecuentes y el uso más habitual serán trabajos como retiradas de nidos, talas o trabajos en fachadas, hemos visto que era mucho más ventajoso comprar un brazo telescópico de segunda mano que gastarnos 700.000 euros en uno nuevo”.

El nuevo brazo ha sido adquirido a la empresa Incipresa, solo tiene 25.000 kilómetros y 30.000 horas de funcionamiento y se ha comprado a través de un concurso público en el que se establecieron diferentes requisitos para garantizar el buen estado y mantenimiento del vehículo.