Usted está aquí: Inicio / Noticias / Los alumnos de la escuela taller impulsada por la DPZ renuevan la iluminación y los aseos de la plaza de toros de la Misericordia

Los alumnos de la escuela taller impulsada por la DPZ renuevan la iluminación y los aseos de la plaza de toros de la Misericordia

Dieciséis jóvenes que estaban en paro aprenden instalación de electricidad y fontanería y rehabilitación de edificios en un proyecto formativo en el que también participan el Inaem y el Fondo Social Europeo.

Los alumnos de la escuela taller impulsada por la Diputación de Zaragoza en la plaza de toros de la Misericordia están renovando la iluminación, los aseos y otros espacios del coso taurino zaragozano. Desde finales del año pasado, 16 jóvenes que estaban en paro aprenden instalación de electricidad y fontanería y rehabilitación de edificios en un proyecto formativo en el que también participan el Instituto Aragonés de Empleo (Inaem) y el Fondo Social Europeo.

“El objetivo de esta escuela taller es mejorar la empleabilidad de los alumnos dándoles los conocimientos necesarios para que puedan ejercer un oficio –destaca el diputado delegado de Bienestar Social, Feliciano Tabuenca–. Durante 18 meses, esos jóvenes reciben formación teórica y práctica sobre las dos especialidades impartidas al tiempo que logran unos ingresos, primero a través de una beca del Inaem y luego con un contrato en formación que les hace la Diputación”.

La escuela taller Plaza de Toros de la Misericordia comenzó en diciembre y durará hasta junio del año que viene. Cuenta con un presupuesto de 564.963 euros del que el Inaem aporta 217.296 euros a través del Fondo Social Europeo y la DPZ pone el resto. Con ese dinero se financia la formación de 16 jóvenes de entre 16 y 24 años y la contratación del director, cuatro monitores y un administrativo.

“Ocho de los alumnos aprenden rehabilitación de edificios y los otros ocho, instalación de electricidad y fontanería. Además, todos reciben otra formación común en la que se imparten módulos de seguridad e higiene en el trabajo, competencia digital, formación laboral y búsqueda de empleo, medio ambiente, igualdad de género… –detalla Tabuenca–. En total, a lo largo de la escuela taller cada joven realiza 2.700 horas de formación: 900 teóricas y 1.800 prácticas”.

En cuanto a las mejoras previstas en la plaza de toros de La Misericordia, por un lado se está acometiendo la renovación de la iluminación, que consiste en sustituir más de 300 tubos fluorescentes y más de 200 lámparas de emergencia por tubos de tecnología LED. De esta forma, se consigue reducir el consumo eléctrico en un 66%, se aminora la potencia reactiva –que también se penaliza en la factura– y se evita seguir utilizando el mercurio de las lámparas fluorescentes actuales.

También se está actuando en los chiqueros, las taquillas y la enfermería sustituyendo las antiguas instalaciones eléctricas por canalizaciones y cableado cero halógenos que en caso de incendio impiden la propagación tanto de la llama como de las emanaciones tóxicas.

Por otra parte, se está llevando a cabo la rehabilitación integral de los aseos de la plaza, que incluye la renovación de las tuberías, el alicatado, los lavabos, los urinarios… Además, los alumnos también están mejorando las conducciones de agua en  la zona de los corrales.