Usted está aquí: Inicio / Noticias / La Institución Fernando el Católico de la DPZ y Prames resumen en un libro la odisea de los temibles almugávares

La Institución Fernando el Católico de la DPZ y Prames resumen en un libro la odisea de los temibles almugávares

La obra del escritor Chusé Bolea recopila a través de amenos textos y coloridas ilustraciones las conquistas, traiciones y aventuras que estos guerreros aragoneses y catalanes protagonizaron en la Edad Media.

Martes, 22/06/2021

La Institución Fernando el Católico de la Diputación de Zaragoza y Prames han resumido en un libro la odisea de los temibles almugávares, violentos y despiadados guerreros de origen aragonés y catalán que durante la Edad Media lograron derrotar a cuantos ejércitos se pusieron frente a ellos. La obra del escritor Chusé Bolea recopila a través de amenos textos y coloridas ilustraciones las aventuras, conquistas y traiciones de estos bandidos y mercenarios que vivieron entre los siglos X y XV y que se extendieron por la Península Ibérica llegando a tierras tan lejanas como Italia, Grecia o Constantinopla.

‘Almugávares, una aventura medieval de conquistas y traiciones’ es un resumen del estudio que Bolea ya publicó en 2010, ‘Almugávares, ¡vía sus!’, una profunda investigación de 700 páginas que ahora el autor ha resumido en formato cómic con el objetivo de acercar la historia de estos personajes al gran público de una forma divulgativa y sencilla. El libro puede adquirirse en la página web de Prames y en las librerías.

“Los almugávares son parte de la historia de Aragón. Pocos lugares pueden tener a orgullo una serie de individuos nacidos en su territorio que, sin apenas medios para crear un gran ejército y prácticamente luchando con sus manos y una espada, consiguieron ser la vanguardia del rey de Aragón durante la expansión por la Península Ibérica, llegando a ocupar otros territorios fuera de nuestras fronteras como el norte de África, Italia o Grecia, y siendo incluso llamados a luchar para el emperador bizantino”, ha destacado el autor, Chusé Bolea, en la presentación del libro, que ha tenido lugar esta mañana en la Diputación de Zaragoza. “La bandera de Aragón hondeó en Grecia 70 años gracias a los almugávares. Si los reyes de Aragón han llevado los títulos de duques de Atenas y Neopatria ha sido en gran medida gracias a ellos, que fueron los que conquistaron el sur de Grecia.”, ha recalcado.

Por su parte, el director de la Institución Fernando el Católico de la DPZ, Carlos Forcadell, ha subrayado que este libro es una aportación historiográfica “muy importante” sobre este tema, del cual se tenía “una idea vaga o muy general”. “Se trata de un extraordinario resumen de la historia de los almugávares, que se ha apoyado en una gran investigación histórica en la que se desmitifica y sitúa la realidad y el contexto histórico de las acciones de estos grupos armados, que tuvieron un papel muy activo en la expansión de la Corona de Aragón”.

Cinco siglos de historia en un libro

A través de 130 páginas y de una forma muy visual y cercana este libro muestra al lector todo lo relacionado con la historia de los almugávares desde sus orígenes en el siglo X hasta su desaparición en el XV relatando su expansión, sus conquistas, los crímenes que cometieron o sus traiciones, además de explicar cuál era su forma de vida, cómo vestían, cómo pensaban… La obra cuenta la leyenda y el misterio que rodea a este pueblo nómada de desarrapados que, sin apenas recursos bélicos, derrotaron  a ejércitos árabes, castellanos, franceses, turcos o bizantinos.

Además, a lo largo de sus hojas y con el objetivo de guiar y facilitar su lectura, van apareciendo dos pictogramas diferentes: un libro y una antorcha. El primero hace referencia a una cita histórica textual, mientras que el segundo se refiere a ideas importantes sobre ese capítulo.

Este libro acerca a grandes y pequeños la odisea de los almugávares, mercenarios medievales brutales. Se trata de una parte dura y oscura de la historia del sur de Europa en un momento en el que se vivía en un mundo despiadado dominado por la espada, un mundo en el que reyes, emperadores y papas fueron tan crueles como los almugávares.

Los almugávares

Durante la Edad Media, un grupo de desheredados se agruparon entre las brumas del Pirineo. En aquellos agrestes paisajes, en un mundo de sanguinarios guerreros, esos bandidos montañeses se convirtieron en los almugávares, los mercenarios más temidos del mediterráneo que cometieron multitud de crímenes, asesinatos, robos y violaciones.

Estos personajes nunca tuvieron otra alternativa para sobrevivir que no fuese por medio de la violencia. Sus crímenes fueron de una crueldad indescriptible y hoy injustificables, pero no fueron más que el fruto del despiadado mundo en el que vivieron, un mundo donde el pan, la religión y el poder se amasaban con sangre.

Los almugávares eran gente de la capa más humilde de la época medieval que, ante la falta de recursos, comenzaron a saquear, robar y secuestrar. Con el paso de los años se fueron haciendo cada vez más fuertes, llegando a convertirse en mercenarios al servicio de la Corona de Aragón que consiguieron extenderse por toda la península Ibérica e incluso traspasar sus fronteras llegando a tierras tan lejanas como Italia, Grecia o Constantinopla.