Usted está aquí: Inicio / Noticias / La DPZ y el Instituto Aragonés de Servicios Sociales renuevan el convenio de teleasistencia

La DPZ y el Instituto Aragonés de Servicios Sociales renuevan el convenio de teleasistencia

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales se compromete a financiar 232.079 euros y el resto, unos 153.448 euros, la institución provincial, que es además la que gestiona el servicio. Sánchez Quero ha visitado el centro de atención que tiene casi 2.000 usuarios, y desde el que el año pasado se realizaron 168.608 contactos telefónicos, la mayoría de seguimiento, pero también de alarma

El presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, y el director gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, Joaquín Santos, han firmado el convenio de colaboración para el servicio de teleasistencia del año en curso, por el que el Instituto Aragonés de Servicios Sociales se compromete a financiar hasta un máximo de 232.079 euros de su coste, frente a los 153.448 euros de los que se hace cargo la institución provincial, que es la que gestiona este servicio desde 1995 y que actualmente cuenta con 1.986 usuarios.

El coste estimado del servicio por usuario y mes es de 14,61€ por persona, pero Gobierno de Aragón y la Diputación de Zaragoza lo financian de forma progresiva según la renta. La teleasitencia es un servicio de asistencia a domicilio a través del teléfono, de atención inmediata y permanente, que funciona las 24 horas del día los 365 días del año para dar una respuesta eficaz ante cualquier incidencia o situación de emergencia (lesiones, enfermedades, intoxicaciones, accidentes, incendios, etc.), además de hacer un seguimiento personalizado de los usuarios.

El presidente provincial, Juan Antonio Sánchez Quero, ha visitado precisamente esta mañana el centro de atención Atenzia desde el que se presta este servicio, donde ha podido comprobar in situ como se lleva a cabo esta labor en la que participan trabajadores sociales, psicólogos, enfermeros y téncicos. “Es un servicio fundamental para mejorar la calidad de vida de muchos vecinos del medio rural y para hacer este, por tanto, más habitable”, ha destacado durante la visita.

La directora de la delegación en Zaragoza, Beatriz Alejo, le ha explicado las funciones que se desarrollan, así como los datos referentes al 2016, en el que se realizaron 168.608 contactos telefónicos –un promedio de 500 al día–, un 15% más que en el anterior. La mayor parte de estas, 71.247, fueron llamadas de seguimiento realizadas por los operadores para comprobar la situación del usuario y servir de acompañamiento. Otras 29.179 fueron llamadas realizadas para recordar tomas de medicación y citas médicas. Por último, se atendieron 24.885 alarmas recibidas –70 por día–, la mayoría alertas rutinarias relacionadas con la soledad de los usuarios, aunque un 2% respondieron a situaciones reales de emergencia. También se realizaron 2.505 visitas, la mayor parte de seguimiento social, pero también de mantenimiento y servicio técnico.

                               

Un servicio para personas mayores              

El servicio de teleasistencia está dirigido a personas mayores que viven o pasan gran parte del día a solas, y a todas aquellas personas que padecen alguna enfermedad o cualquier limitación en su movilidad. Consiste en la instalación en su domicilio de un teléfono especial (por lo que es imprescindible disponer de línea telefónica) que, además del uso normal, se encuentra conectado permanentemente a un centro de atención con el que puede comunica las 24 horas del día, todos los días del año. También se facilita un pulsador portátil en forma de medallón o pulsera, para que pueda llevarlo siempre consigo cómodamente, que acciona el terminal a distancia, por lo que puede comunicarse con el centro de atención desde cualquier lugar de su vivienda, sólo con pulsar un botón, sin necesidad de descolgar el teléfono ni de acercarse a él.

La respuesta o ayuda desde el centro de atención es, en cda caso, la más adecuada a las características de su demanda, de forma directa o canalizándola a través de familiares, vecinos, enviando personal del propio centro o aquellos otros servicios especializados que se requieran (ambulancia, atención médica, bomberos, policía o cualquier servicio técnico de urgencia).

Los diferentes servicios que ofrece teleasistencia no sólo se limitan a casos de emergencia; puede llamar al centro de atención en momentos de soledad, por cualquier motivo de angustia, o por el simple deseo de comunicación. El servicio realiza igualmente labores de carácter preventivo recordándole distintas actividades que deba realizar (hora de tomar la medicación, de acudir a una visita médica, de llevar a cabo una gestión...).

archivado en: , ,