Usted está aquí: Inicio / Noticias / La DPZ y el Gobierno de Aragón presentan el documental 'Al este', que aborda las relaciones históricas entre Aragón y Cataluña

La DPZ y el Gobierno de Aragón presentan el documental 'Al este', que aborda las relaciones históricas entre Aragón y Cataluña

Este audiovisual forma parte de un proyecto conjunto con el que ambas instituciones pretenden promover el conocimiento de las relaciones recíprocas entre ambas comunidades y que se culminará con una gran exposición en el palacio de Sástago.

La Diputación de Zaragoza y el Gobierno de Aragón presentaron ayer martes el documental 'Al este', una producción dirigida por Vicky Calavia que aborda las relaciones históricas entre Aragón y Cataluña. El audiovisual forma parte de un proyecto conjunto entre ambas instituciones que pretende promover el conocimiento de las relaciones recíprocas entre ambas comunidades desde la perspectiva de la historia, la economía y la cultura compartidas. Esta iniciativa también incluye la edición de un libro y se culminará con una gran exposición en el palacio de Sástago titulada 'Dicen que hay tierras al este'.

A la presentación del documental asistieron el presidente de Aragón, Javier Lambán, el vicepresidente primero de la DPZ, Martín Llanas, y la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez Esteban.

Como antesala a la exposición del palacio de Sástago, que se celebrará en octubre, el audiovisual presentado ayer vierte una mirada a la historia de las relaciones entre Aragón y Cataluña, una historia tejida de miradas constantes entre los territorios, sobre todo en el ámbito más proclive a propiciar este tipo de intercambios, el de la cultura. Es por eso que tanto el documental 'Al este' como el libro y el contenido de la exposición incluyen las miradas desde ambas comunidades.

Este proyecto del Gobierno de Aragón y de la DPZ aborda un recorrido cronológico que abarca desde el siglo XVIII, cuando quedaron enterrados algunos anhelos de la Ilustración aragonesa en el Mediterráneo, al siglo XX, y apoya el discurso expositivo en recursos museográficos que incluyen bienes que forman parte del patrimonio industrial, artístico y documental de ambas comunidades.

La propuesta alcanza su sentido último si se consigue hacer un uso responsable de la Historia, sin convertirla en arma arrojadiza contra nadie, según sus organizadores. Un amplio comité científico, formado tanto por historiadores aragoneses como catalanes, y por especialistas procedentes de ambos territorios, relata y expone la historia de las relaciones entre Aragón y Cataluña para entender algunos procesos sin alimentar la animadversión, detallando casi tres siglos de una historia compleja que no puede resumirse con simpleza en esa idea de España contra Cataluña o viceversa.

 Aun cuando no hayan faltado temas que envenenan las relaciones, son muchas más las cosas que unen que las que separan. Partiendo de esta base, a lo largo de la exposición se apuesta por mostrar las complementariedades históricas, dando cuenta de las amplias influencias desarrolladas entre los aragoneses y esas “tierras al Este”, a las que se refiere la canción de José Antonio Labordeta.

Se trata, en suma, de favorecer un mayor conocimiento de las interrelaciones históricas entre ambas sociedades para “reconocerse” mejor, sin practicar la ignorancia recíproca, origen frecuente de reivindicaciones artificiales y de actitudes chovinistas. El desconocimiento mutuo hace que funcionen mejor los tópicos. Por eso, frente a determinados delirios y mitos historiográficos, el mejor antídoto suele ser el trabajo de los historiadores.