Usted está aquí: Inicio / Noticias / La DPZ somete los servicios de la institución al análisis de los alcaldes

La DPZ somete los servicios de la institución al análisis de los alcaldes

El presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, ha iniciado esta mañana una ronda de reuniones con todos los alcaldes de la provincia para presentarles las líneas estratégicas del mandato, así como consensuar un organigrama y conocer a través de una encuesta anónima el grado de conocimiento, necesidad y satisfacción de los diferentes servicios que la institución presta a los ayuntamientos.

Sánchez Quero señaló que las cinco líneas estratégicas que se ha marcado la institución son reforzar la vocación de servicio, poniendo a los ayuntamientos y los ciudadanos como el objetivo principal de cualquier actuación; mejorar la comunicación, con cartas de servicios y comisiones de trabajo reducidas; promover la transparencia mediante un protocolo de distribución de fondos a los ayuntamientos basados en criterios previos, objetivos y reglados, además de publicar en la web los sueldos políticos, los contratos y todo aquello que no entre en colisión con la Ley de protección de datos; modernizar la institución, aprovechando herramientas como la administración electrónica y la firma digital y, por último, promover la participación de los trabajadores, pero también de los representantes municipales y ciudadanos. “Tenemos que escuchar a la ciudadanía y responder a sus demandas de una forma ágil y resolutiva”, señaló.

Las reuniones, que tienen lugar a las 10 de la mañana en el salón azul del Palacio de Sástago en grupos de entre 20 y 30 alcaldes por orden alfabético continuarán durante mañana y pasado y la próxima semana. En estas reuniones, además de invitar a los alcaldes a que aporten sus opiniones para mejorar la institución, se les ofrece una encuesta de valoración destinada a tanto a ellos como a sus secretarios en los que se les pregunta de forma anónima por el grado de conocimiento, de necesidad actual y satisfacción de cada uno de los servicios que la administración ofrece; y se les consulta sobre otras necesidades para detectar y poner en marcha aquellas que esta administración puede ofrecer según la Ley de Racionalización de las Administraciones Locales.

Por último, en estas reuniones se presenta y debate el borrador del nuevo organigrama, que contempla una reducción de las áreas, que hasta ahora eran cinco (Presidencia, Bienestar Social y Desarrollo, Cultura y Patrimonio, Cooperación e Infraestructura y Hacienda Régimen Interior) a cuatro: Presidencia, Servicios y Desarrollo Municipal, Asistencia y Modernización Local y Ciudadanía, en la que estarían incluidas Bienestar Social y Cultura. De estas dependerían cada uno de los servicios de la institución.

Como novedad se han incluido una comisiones o grupos de trabajo, formados por técnicos y políticos, para valorar y analizar las propuestas que surjan en cada una de las áreas antes de ser llevadas a las comisiones informativas, preceptivas antes de su paso por al pleno, con el objetivo dar una mayor transparencia y respaldo técnico a las actuaciones.

REUNIÓN PREVIA CON LOS JEFES DE SERVICIO

Esta ronda de reuniones se celebra de forma posterior a la reunión que el presidente provincial mantuvo este lunes de forma también pionera con los jefes de servicio de la administración y en la que se hizo autocrítica sobre algunos aspectos mejorables de la institución con el fin de poder mejorarlo y hacerse aún más necesaria para los ayuntamientos, en un momento en el que el presidente reconoció su cuestionamiento.

“Tenemos que reducir rigidez y modernizarla a los tiempos actuales para favorecer la comunicación entre los servicios, mejorar la asistencia de una forma más activa y preventiva”, indicó el presidente.

Al término de la reunión, varios de los jefes de servicio agradecieron una reunión que consideraron inédita en la historia de la institución y propusieron crear grupos de trabajo interdisciplinares para analizar el funcionamiento y la distribución de los servicios y proponer mejoras en aras a reforzar el gran activo de la institución, que ha sido la agilidad en dar respuesta a los ayuntamientos.