Usted está aquí: Inicio / Noticias / La DPZ recaudó 84,5 millones de euros el año pasado en nombre de los ayuntamientos que le delegan el cobro de sus impuestos y tasas

La DPZ recaudó 84,5 millones de euros el año pasado en nombre de los ayuntamientos que le delegan el cobro de sus impuestos y tasas

La recaudación se mantuvo en cifras similares a las de los últimos años a pesar del covid, pero los trámites presenciales cayeron casi a la mitad y el 91% de todas las gestiones fueron no presenciales. El 95% de los municipios encargan a la Diputación de Zaragoza la gestión del IBI, el IAE y otros tributos municipales. Con la llegada de la pandemia la institución aprobó medidas especiales para facilitar los pagos.

Jueves, 11/03/2021

El servicio de Gestión y Atención Tributaria de la Diputación de Zaragoza recaudó más de 84,5 millones de euros a lo largo del ejercicio 2020 en nombre de los ayuntamientos que delegan en la institución provincial la gestión y el cobro de los impuestos y las tasas municipales. Esto supone una ligera caída respecto al 2019, pero  la recaudación se mantuvo en cifras similares a los de los últimos años a pesar del impacto del covid.

La pandemia sí provocó que los trámites presenciales realizados por los ciudadanos cayeran prácticamente a la mitad, lo que a su vez permitió que el 91% de toda las gestiones atendidas fueran a través de internet o por teléfono, una cifra que marca un nuevo récord histórico y que supone un incremento de seis puntos porcentuales respecto al año anterior.

“Uno de los principales apoyos que la Diputación de Zaragoza presta a los municipios de la provincia es el servicio de Gestión y Atención Tributaria, que permite que todos aquellos  ayuntamientos que lo deseen puedan delegar en la DPZ la gestión y el cobro de sus impuestos y tasas municipales, una labor que de otra forma sería difícil de realizar para los consistorios, sobre todo cuanto más pequeños sean”, ha destacado el diputado delegado del servicio de Gestión y Atención Tributaria, Víctor Chueca, durante la presentación del balance de actividad de este departamento a lo largo de 2020.

Actualmente, 277 de los 292 municipios de la provincia de Zaragoza (el 95%) tienen encomendada a la DPZ la gestión y el cobro del impuesto sobre bienes inmuebles (IBI); 278, la del impuesto de actividades económicas (IAE); 117, la del impuesto de vehículos de tracción mecánica (IVTM); y 113, la gestión y el cobro de diferentes tasas municipales.

Además, una parte de los ayuntamientos zaragozanos también delegan en la DPZ el cobro de impuestos y tasas en fase ejecutiva, la que se inicia una vez finalizados los periodos de pago voluntario, que lógicamente todavía es más compleja y costosa. En este momento hay vigentes 245 delegaciones de este tipo.

 

Apuesta por la atención no presencial

 “El objetivo de la Diputación de Zaragoza es que la prestación de este servicio fundamental para los municipios se lleve a cabo de la forma más moderna y eficaz posible por supuesto de cara a los ayuntamientos, pero sobre todo pensando  en los ciudadanos”, ha explicado Chueca. “Desde hace varios años, el servicio de Gestión y Atención Tributaria fomenta que los contribuyentes hagan sus trámites por teléfono e internet. El objetivo inicial era evitar desplazamientos y esperas, pero con la llegada de la pandemia la atención no presencial es una cuestión de salud”.

Las cinco oficinas de atención al ciudadano que la DPZ tiene en Zaragoza, Calatayud, Ejea de los Caballeros, Tarazona y Caspe siguen funcionando con cita previa, pero los ciudadanos pueden hacer todos los trámites de manera no presencial.

Si se está en posesión de un certificado digital, el contribuyente puede realizar todos sus trámites a través de la oficina virtual tributaria. Además, puede suscribirse voluntariamente al servicio de notificación electrónica, recibiendo todas las comunicaciones y notificaciones por mail o por SMS para su mayor comodidad. En el caso de no disponer de certificado, también puede realizar diferentes trámites, como por ejemplo descargarse su recibo en voluntaria si está en posesión de un recibo de años anteriores, lo que le permite descargar y pagar cómodamente desde su dispositivo.

Además, y como canal complementario, a través del servicio de atención telefónica 976 203 473 el ciudadano también puede realizar trámites y solicitudes y mediante el sistema de grabación de la llamada la solicitud se tramita en el expediente electrónico.

“La valoración de los ciudadanos del servicio recibido sigue siendo excelente, ya que la puntación media del año pasado fue un 9,01 sobre 10 en la atención presencial y un 9,16 sobre 10 en la atención telefónica”, ha subrayado Chueca. “Por eso, y por las fantásticas cifras de gestión que obtenemos cada año, sin ninguna duda hablamos de uno de los servicios más modernos y solventes de la Diputación de Zaragoza”.

 

La recaudación en 2020

A lo largo del año pasado el Servicio de Gestión y Atención Tributaria recaudó 84,5 millones de euros en nombre de los ayuntamientos. “Esto significa que, a pesar del impacto de la epidemia de covid y de la suspensión de los plazos administrativos decretada durante el primer estado de alarma, en 2020 la recaudación se mantuvo en niveles similares a los de los últimos años, ya que solo cayó un 2,8% respecto a 2019 (entonces se recaudaron 87 millones) y en cambio se mantuvo en cifras superiores a las de 2018 (82,5 millones)”, ha explicado por su parte el tesorero de la Diputación de Zaragoza, Luis López-Montoto.

Ese ligero descenso respecto al ejercicio 2019 se debió a un menor número de liquidaciones aprobadas (por este concepto la recaudación cayó un 48%) y a una mayor dificultad para conseguir el cobro de las deudas en la vía ejecutiva (en este apartado los cobros se redujeron un 15%). Por el contrario, los ingresos a través de los recibos pagados en fase voluntaria se  incrementaron un 3,7% continuando en la línea ascendentes de los últimos años.

 

Atenciones al ciudadano

En total, a lo largo del año pasado el servicio de Gestión y Atención Tributaria puso al cobro 526.081 recibos y liquidaciones. Además, tramitó 12.762 expedientes (ambas cifras son muy similares a las del año anterior).

Todo esa labor generó un total de 96.182 atenciones al ciudadano, lo que significa que la cifra total de trámites realizados se redujo un 8% respecto al ejercicio anterior (entonces se llegó a las 104.582 atenciones).

“Ese descenso en la cifra de atenciones se debió fundamentalmente a la caída de las gestiones presenciales que provocó la epidemia de covid, ya que los trámites atendidos en las oficinas de atención al ciudadano prácticamente se redujeron a la mitad pasando de 15.480 en 2019 a 8.312 en 2020”, ha destacado López-Montoto.

Los trámites no presenciales sufrieron una ligera caída de solo un 1,4% (bajaron de 89.102 a 87.870). “No obstante, en cifras totales las gestiones por vía telefónica o telemática supusieron el 91% de todas las atendidas el año pasado, lo que supuso un nuevo récord histórico y un incremento de seis puntos porcentuales respecto al ejercicio anterior”, ha incidido el tesorero.

Las gestiones por vía telefónica fueron las más numerosas con un total de 45.006 atenciones realizadas (el 46,8% del total). A continuación se situaron las gestiones por vía telemática a través de la Oficina Virtual Tributaria, OVT (34.067, el 35,4%); las gestiones presenciales (8.312, el 8,6%); y las realizadas por correo electrónico (7.548, el 7,8%).

 

Medidas extraordinarias por el covid

Desde el inicio de la epidemia de covid, la Diputación de Zaragoza ha ido adoptando diversas medidas especiales en materia tributaria para dar facilidades a los ciudadanos de la provincia en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

De esta forma, a finales de marzo se ampliaron diversos plazos de pago y se paralizaron actuaciones como los embargos, las providencias de apremio o las ejecuciones de garantías; en mayo se volvieron a ampliar los plazos de esas primeras medidas; y en junio se estableció la posibilidad de que los contribuyentes fraccionen cualquier pago a partir de los 150 euros. Para hacerlo solo deben presentar una declaración responsable en la que pongan de manifiesto que la petición de aplazamiento se debe a dificultades económicas derivadas de la epidemia de coronavirus.

Asimismo, Chueca ha querido recalcar que dentro de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) enmarcados en la Agenda 2030, la labor del servicio de Gestión y Atención Tributaria ha desarrollado “plenamente” el objetivo número 16, ‘Paz, justicia e instituciones sólidas’. “Hemos dado solidez a los ayuntamientos de la provincia recaudándoles sus tasas e impuestos de manera transparente, solvente y con rendición de cuentas”.