Usted está aquí: Inicio / Noticias / La DPZ lanzará un plan de 10 millones para inversiones en servicios municipales básicos y otro de concertación con al menos 8 millones

La DPZ lanzará un plan de 10 millones para inversiones en servicios municipales básicos y otro de concertación con al menos 8 millones

El pleno ha aprobado una modificación presupuestaria que además incluye 2,3 millones para amortizar deuda, 500.000 euros para luchar contra la despoblación y 500.000 más para un plan de empleo juvenil. También se ha aprobado el proyecto de la nueva carretera que conectará Anento y el municipio turolense de Báguena y el de la variante que sacará de Torrehermosa el tráfico de la CV-937.

La Diputación de Zaragoza va a convocar un nuevo plan de ayudas para inversiones financieramente sostenibles que distribuirá 10,1 millones de euros entre los 292 municipios de la provincia. Estas subvenciones se seguirán otorgando con criterios totalmente objetivos y transparentes, y con ellas los ayuntamientos podrán llevar a cabo mejoras en servicios básicos como el abastecimiento, el alcantarillado, la pavimentación de calles, el alumbrado público y los parques y jardines.

El plan de inversiones financieramente sostenibles se va a lanzar gracias a una modificación presupuestaria aprobada en el pleno de esta mañana. Los cambios realizados en las cuentas ascienden en total a 17 millones de euros y también incluyen un nuevo plan de concertación que inicialmente se ha dotado con 2 millones y que más adelante se ampliará al menos hasta los 8 millones de euros para que los ayuntamientos puedan pagar tanto inversiones como gasto corriente.

“Con la modificación presupuestaria que aprobamos hoy, a lo largo de 2017 vamos a poner a disposición de los ayuntamientos de la provincia más de cien millones de euros”, ha destacado el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, quien ha recalcado que todo ese dinero permite a los municipios “prestar servicios básicos y luchar contra la despoblación”.

Sánchez Quero ha explicado que esta modificación presupuestaria se financia íntegramente con cargo al remanente de tesorería del que dispone la DPZ. “Tenemos un remanente de alrededor de 24 millones de euros, pero el señor Rajoy y el señor Montoro nos impiden gastar 7,5 millones para cumplir con las reglas de estabilidad presupuestaria, lo que significa que se sigue perdiendo inversión en los municipios y creación de empleo”, ha criticado el presidente antes de volver a exigir se elimine la regla del techo de gasto. “Actualmente, las corporaciones locales españolas tienen un superávit de más de 7.000  millones de euros”, ha recordado.

Sobre el nuevo plan de inversiones financieramente sostenibles, Sánchez Quero ha explicado que se ha aprobado hoy para que los plazos de tramitación corran a lo largo del mes de agosto y se pueda convocar a principios de septiembre. “Una vez más, el dinero se va a distribuir con criterios claros, objetivos y transparentes: cada municipios recibirá una cantidad fija de unos 13.000 euros y otra variable que dependerá de su población y que rondará los 20 euros por habitante”, ha detallado.

Para el plan de concertación se ha habilitado una primera partida de 2 millones de euros, pero el presidente ha adelantado que esa cantidad se suplementará en otra modificación presupuestaria posterior. “La idea es que este año podamos lanzar un plan de concertación de unos 8 o 10 millones de euros para que los ayuntamientos puedan destinar ese dinero a lo que más necesiten”, ha indicado Sánchez Quero.

La modificación aprobada hoy también incluye la amortización anticipada de 2,3 millones de euros de deuda. Con esa reducción, a finales de 2017 la deuda de la Diputación de Zaragoza se reducirá a solo 4,6 millones de euros, y además el presidente ha adelantado que su objetivo es dejarla “a cero” a lo largo del año que viene. “Quiero recordar que, cuando tomamos posesión el actual equipo de gobierno hace solo dos años, la deuda de la Diputación rondaba los 32 millones de euros”, ha destacado Sánchez Quero.

Lucha contra la despoblación y fomento del empleo

Por otra parte, y dentro de las iniciativas que está llevando a cabo específicamente la DPZ  para hacer frente a la despoblación, se han habilitado 500.000 euros para iniciativas que fomenten la creación de empleo y de esta forma ayuden a luchar contra este fenómeno. De esa cantidad, 200.000 euros se destinarán a financiar actividades de formación y difusión para los empresarios y los comerciantes de la provincia y los otros 300.000 euros se utilizarán para subvencionar y a los emprendedores que quieran invertir en los municipios zaragozanos –fundamentalmente, pymes y autónomos–. “De esta forma, cuando el Consejo Provincial de Desarrollo Rural y contra la Despoblación nos diga qué proyectos e iniciativas debemos impulsar, habrá dinero para ponerlos en marcha”.

Otra partida destacada de la modificación presupuestaria aprobada hoy es el medio millón de euros con el que se ha suplementado el plan de empleo juvenil que ya estaba previsto para este año. De esta forma, este programa cofinanciado por el Fondo Social Europeo y destinado a jóvenes en paro de entre 16 y 29 años ha duplicado su cuantía pasando de 500.000 a un millón de euros. El plan se convocará en septiembre para el periodo 2017/2018 y en total estará dotado con un millón y medio de euros –lo presupuestado este año y 500.000 euros con cargo a 2018–.

Además, se van a destinar otros 500.000 euros a la firma de distintos convenios de fomento del empleo con sindicatos y organizaciones agrarias y empresariales; 150.000 euros para que el Ayuntamiento de Calatayud pueda poner en marcha proyectos en el marco de la Estrategia para el Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi); y 125.000 euros para que el Ayuntamiento de Tarazona pueda hacer inversiones en el campamento Fernando el Católico.

Mejoras en dos carreteras provinciales

En el pleno de esta mañana también se han aprobado los proyectos de la nueva carretera que conectará Anento y el municipio turolense de Báguena y de la variante de Torrehermosa en la carretera provincial CV-937.

Actualmente, Anento y Báguena están conectados por un camino sin pavimentar de cuatro kilómetros de los que algo más de la mitad corresponden a la provincia de Zaragoza. El vial transita por una rambla, con los problemas que eso provoca en caso de fuertes lluvias. Además, solo tiene cuatro metros de anchura, lo que dificulta en paso de dos vehículos, y en muchos puntos los árboles impiden una adecuada visibilidad.

El Ayuntamiento de Anento ha solicitado desde hace años la construcción de una carretera que permita circular entre esta localidad y Báguena con las debidas condiciones de seguridad y que conecte además el eje de la autovía A-23 con el de la N-234. La nueva carretera aprobada hoy en el pleno tendrá una anchura de siete metros y discurrirá entre el casco urbano de Anento y el límite provincial, donde enlazará con el tramo de camino acondicionado por la Diputación de Teruel en 2011. Las obras saldrán a concurso por 738.000 euros con un plazo de ejecución de seis meses y está previsto que se inicien el año que viene.

Por su parte, la variante de Torrehermosa permitirá sacar fuera del casco urbano de esta localidad el tráfico que circula por la carretera provincial que conecta Monreal de Ariza y Alconchel de Ariza, la CV-937.

Actualmente, la travesía de la CV-937 a su paso por Torrehermosa presenta varios puntos en la que las edificaciones colindantes producen estrechamientos que dificultan tanto el paso de dos vehículos como el tránsito de vehículos articulados. Por eso es necesario habilitar una variante que garantice la seguridad tanto del tráfico como de los peatones.

La actuación aprobada hoy consistirá en construir una circunvalación de 2,2 kilómetros con un carril en cada sentido y siete metros de anchura. El nuevo trazado partirá del cruce con la carretera provincial que conecta Torrehermosa y Santa María de Huerta, la CV-623, que se convertirá en una glorieta, y rodeará el casco urbano hasta enlazar con un segundo tramo de la CV-937 que también va a ser acondicionado por la DPZ este mismo año.  Las obras de la variante saldrán a concurso por 882.000 euros con un plazo de ejecución de nueve meses y está previsto que se inicien en 2018.