Usted está aquí: Inicio / Noticias / La DPZ comienza el arreglo de la carretera de acceso a Orera y Ruesca, que quedará cortada al tráfico desde este jueves

La DPZ comienza el arreglo de la carretera de acceso a Orera y Ruesca, que quedará cortada al tráfico desde este jueves

Los trabajos se adjudicaron por 229.000 euros, tienen un plazo de ejecución de tres meses y permitirán acondicionar tanto el tramo inicial de esta vía provincial como el puente por el que cruza el río Perejiles.

La Diputación de Zaragoza ha comenzado el arreglo de la carretera provincial que da acceso a Orera y Ruesca, la CV-818, que quedará cortada al tráfico a partir de este jueves. Los trabajos se adjudicaron por 229.000 euros, tienen un plazo de ejecución de tres meses y permitirán acondicionar tanto el tramo inicial de esta vía provincial como el puente por el que cruza el río Perejiles.

La CV-818 empieza en Mara, en la intersección con la carretera autonómica A-1504, y termina en Orera. Además, de ella nace la carretera provincial CV-819, que da acceso a Ruesca.

“Los primeros 230 metros de la vía tienen una anchura de apenas cuatro metros y discurren junto a una acequia colindante que está erosionando el firme, lo que estrecha todavía más la calzada y provoca una situación de peligro –explica el diputado delegado de Vías e Infraestructuras, Francisco Compés–. Además, la intersección de la CV-818 con la carretera autonómica A-1504 tiene muy mala visibilidad y unas dimensiones demasiado reducidas para poder canalizar el tráfico correctamente”.

A estas limitaciones que añadirles que, como consecuencia del mal estado del tablero del puente sobre el río Perejiles, los vehículos de más de 20 toneladas tienen prohibido el paso por ese punto y deben dar un rodeo utilizando una carretera que es propiedad de la empresa Myta.

La actuación que acaba de iniciar la Diputación de Zaragoza consiste en ensanchar y mejorar el tramo inicial de la carretera hasta los siete metros y arreglar también el cruce con la autonómica A-1504 convirtiéndolo en una intersección canalizada con carriles de cuatro metros. “Además, para suprimir la limitación de peso, se demolerá el tablero del puente sobre el río Perejiles y se construirá uno nuevo con una anchura total de 8,6 metros”, detalla Compés.

Las obras también incluyen el entubado de la acequia colindante mediante una tubería de hormigón que discurrirá por un nuevo trazado alejado de la carretera; la reordenación de los accesos a fincas; y la restitución del muro de protección y de la puerta metálica existente en la intersección entre la A-1504 y la CV-818, que se instalaron para evitar daños personas y materiales en caso de avenida del río Perejiles.

Los trabajos se iniciaron la semana y fueron adjudicados a la empresa Copha S. L. por 229.000 euros. La carretera permanecerá cortada al tráfico hasta el 30 de enero, y mientras tanto los vehículos que tengan que circular por el tramo afectado deberán desviarse por la carretera de acceso a la empresa Myta.