Usted está aquí: Inicio / Noticias / La DPZ aprueba un presupuesto de 150 millones de euros adelantándolo un mes para que entre en vigor el mismo 1 de enero

La DPZ aprueba un presupuesto de 150 millones de euros adelantándolo un mes para que entre en vigor el mismo 1 de enero

La DPZ agiliza así todas sus ayudas e inversiones, en especial el PLUS, que está dotado con 50 millones y también se ha adelantado para que los municipios empiecen a recibir los fondos al menos tres meses antes. Las cuentas incluyen partidas para el proyecto Ecoprovincia, el despliegue de la banda ancha, la creación de una red de centros de protección animal y el traslado del archivo provincial a un espacio adecuado

Miércoles, 29/11/2017

El pleno de la Diputación de Zaragoza ha aprobado hoy el presupuesto general de la institución para el año 2018, que asciende a 150,4 millones de euros y que se ha adelantado un mes para que pueda entrar en vigor el mismo 1 de enero. De esta forma, la DPZ agiliza todas las ayudas y las inversiones de la institución, en especial el plan unificado de subvenciones.

El PLUS vuelve a estar dotado con 50 millones de euros –un tercio del presupuesto total– y también se ha adelantado respecto al año pasado: se convocó el 1 de octubre, lo que permitirá que a principios de enero se pueda aprobar la modificación presupuestaria para adaptar las cuentas a las peticiones realizadas por los 292 ayuntamientos de la provincia. El objetivo del equipo de gobierno es que el plan unificado de subvenciones se pueda aprobar definitivamente en febrero y que los municipios empiecen a recibir los fondos al menos tres meses antes que este año.

“Desde el equipo de gobierno hemos trabajado a contrarreloj para poder aprobar el presupuesto a finales de noviembre y para que entre en vigor el 1 de enero, algo que en la Diputación de Zaragoza no sucedía desde hace diez años –ha destacado el presidente, Juan Antonio Sánchez Quero–. De esta forma, conseguimos que los servicios de la institución puedan empezar a ejecutar las cuentas sin perder ni un solo día y que los ayuntamientos de la provincia puedan llevar a cabo sus actuaciones desde principios de año”.

Sánchez Quero ha calificado el presupuesto como “claramente inversor, objetivo y consensuado con todos los grupos políticos”. “El 17 de octubre convoqué una junta de gobierno en la que les entregué la propuesta de presupuesto y todos los partidos menos el PAR y el PP han presentado enmiendas”, ha explicado el presidente, quien ha insistido en que las cuentas de 2018 “potencian la autonomía municipal, la creación de empleo, las actuaciones de acción social, las inversiones en infraestructuras, el fomento de la cultura y la educación y la protección del patrimonio”. “En definitiva, garantizan la prestación de servicios básicos en los municipios del medio rural para que sus habitantes no se sientan desamparados”, ha recalcado.

El presupuesto ha salido adelante con el apoyo del PSOE, En Común y CHA y la abstención del PP, Ciudadanos y el PAR. Como principal novedad en cuanto a su contenido, incluye una partida de un millón de euros para el proyecto Ecoprovincia, el servicio integral de recogida y reciclaje de residuos con el que la Diputación de Zaragoza quiere ayudar a los ayuntamientos a cumplir la directiva europea que para el año 2020 obliga a tratar y reciclar al menos el 50% de los residuos generados en cada municipio.

Además, se ha incluido una primera partida con otro millón de euros para la extensión de la banda ancha 4G por las poblaciones de la provincia a las que esa tecnología no llega todavía. El proyecto, cofinanciado con fondos Feder, tiene un presupuesto total de 4 millones, pero en las cuentas de 2018 se ha incluido la primera fase.

El presupuesto aprobado hoy también prevé 7 millones de euros para inversiones en carreteras, travesías y caminos; 3 millones de euros para el convenio de barrios rurales suscrito con el Ayuntamiento de Zaragoza; 1,5 millones para el plan de inversiones en municipios con especiales dificultades territoriales (Pimed); y 1 millón para el plan de barrios rurales de la provincia –estos  dos últimos programas no están incluidos en el PLUS porque no van dirigidos a todos los municipios de la provincia–.

A petición del grupo En Común, se ha habilitado una partida de 330.000 euros para la descentralización del servicio de recogida de perros vagabundos en los municipios de la provincia. Como las instalaciones que la DPZ tiene en Movera son insuficientes, se va a crear una red de centros de protección animal en los distintos partidos judiciales en los que se divide la provincia.

Además, a instancia de CHA, las cuentas recogen una partida de 330.000 euros para habilitar unas nuevas instalaciones para el archivo provincial. Actualmente, ese equipamiento está ubicado en la antigua iglesia de la residencia de estudiantes Ramón Pignatelli y no reúne las condiciones adecuadas. Por eso va a trasladarse a un antiguo inmueble del Hospital Provincial que es propiedad de la DPZ.

En el apartado de la lucha contra la despoblación, el presupuesto incluye 500.000 euros para las iniciativas que se impulsen en el seno del Consejo Provincial de Desarrollo Rural y Contra la Despoblación.

Las cuentas giran en torno al PLUS

La cuantía total de las cuentas de la DPZ para 2018 asciende a 150,4 millones de euros, 1,8 millones más que las de este año. Esto se debe, fundamentalmente, al aumento de la previsión de ingresos procedentes de la participación en los tributos del Estado y del recargo provincial del impuesto de actividades económicas.

El nuevo presupuesto sigue pivotando en torno al plan unificado de subvenciones, que, al igual que sucedió el año pasado, tiene carácter plurianual: el 80% de su importe se computa en el presupuesto de este año y el 20% restante en el de 2019. A la hora de distribuir los 40 millones de euros de este ejercicio, esa cantidad se ha divido a partes iguales entre las 69 aplicaciones a las que afecta el PLUS.

En enero, una vez que los ayuntamientos hayan hecho sus peticiones en función de las prioridades de cada uno, se hará una modificación presupuestaria para adecuar esas 69 aplicaciones a las demandas de los municipios. En este sentido, hay que recordar que la principal novedad del PLUS es que se han unificado casi todos los planes de ayudas de la DPZ en uno solo y que además van a ser los ayuntamientos los que decidan a qué destinan el dinero que les corresponde. Por eso hasta que no presenten sus solicitudes no se puede saber cuánto dinero se necesita en cada aplicación presupuestaria para poder atender sus demandas.

De esta forma, el nuevo plan unificado de subvenciones da más autonomía a los ayuntamientos, garantiza un reparto totalmente objetivo de los fondos –un 40% fijo igual para todos y un 60% distribuido en función de la población–, simplifica la tramitación administrativa y permite que los municipios sepan con antelación cuánto dinero van a recibir y a qué van a poder destinarlo.

La deuda quedará a cero a finales de 2018

Por otra parte, el presupuesto de la Diputación de Zaragoza para 2018 prevé que el 31 de diciembre del año que viene la institución provincial no tenga ni un solo euro de deuda. A comienzos de mandato del actual equipo de gobierno la deuda ascendía a 34 millones de euros, pero se ha ido reduciendo hasta los 4,7 millones de euros actuales y terminará de amortizarse a lo largo de 2018.

archivado en: , ,