Usted está aquí: Inicio / Noticias / La DPZ aprueba un presupuesto de 148 millones de euros que gira en torno a su nuevo plan unificado de subvenciones

La DPZ aprueba un presupuesto de 148 millones de euros que gira en torno a su nuevo plan unificado de subvenciones

Todas las partidas que dependen de este programa pionero se han dotado con la misma cantidad para luego hacer una modificación presupuestaria que las adaptará a las peticiones de los ayuntamientos. El PSOE, En Común y CHA han apoyado unas cuentas que han recibido la abstención del PP, Ciudadanos y el PAR y que incluyen el plan para extender la banda ancha al medio rural, un plan de empleo juvenil y mejoras en distintos inmuebles históricos de la provincia

El pleno de la Diputación de Zaragoza ha aprobado hoy el presupuesto general de la institución para el año 2017, que asciende a 148,6 millones de euros y que gira en torno al nuevo plan unificado de subvenciones (PLUS). Las 69 partidas que dependen de ese programa pionero se han dotado con la misma cuantía, pero más adelante se hará una modificación presupuestaria que las adaptará a las peticiones realizadas por los ayuntamientos.

Las cuentas han salido adelante con el apoyo del PSOE, En Común y CHA y la abstención del PP, Ciudadanos y el PAR. Además del PLUS, como principales novedades incluyen el convenio con el Gobierno de Aragón para extender la banda ancha por el medio rural de la provincia; un plan de empleo juvenil; dos nuevas escuelas taller –una de restauración y otra para la plaza de toros–; y partidas para hacer arreglos y mejoras en distintos edificios provinciales e inmuebles históricos como el palacio de Sástago, el monasterio de Veruela, la UNED de Calatayud, el palacio de Eguarás y la catedral de Tarazona, la casa de la Conchas de Borja y el convento de los Dominicos de Gotor.

Para ejecutar todas estas actuaciones, excepto las escuelas taller, la Diputación de Zaragoza prevé recibir un 50% de financiación europea a través del Feder y del Fondo Social Europeo. No obstante, en las cuentas se ha introducido el coste íntegro de cada una de ellas, de forma que cuando lleguen las subvenciones comunitarias la DPZ podrá liberar la mitad de esas partidas.

Una nueva concepción de la Diputación de Zaragoza

El presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, ha destacado que el nuevo presupuesto conlleva “un cambio de concepción” del papel que debe desempeñar la institución provincial. “En el pleno de hoy se han materializado los principales compromisos que adquirí en mi discurso de investidura, ya que el presupuesto de 2017, además de poner en marcha el plan unificado de subvenciones, también supondrá la entrada en vigor del nuevo organigrama de la Diputación de Zaragoza –ha destacado el presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero–. Ese organigrama nos va a convertir en una institución más moderna, más ágil, más eficaz y más orientada a los municipios, mientras que el plan unificado de subvenciones dará a los ayuntamientos más autonomía local y más suficiencia financiera”.

La cuantía total de las cuentas de la DPZ para 2017 asciende a 148,6 millones de euros, 4,9 millones más que el de este año. Esto se debe, fundamentalmente, a que la previsión de ingresos procedentes de la participación en los tributos del Estado aumenta en 5,3 millones debido a que la Diputación de Zaragoza ya ha devuelto al Estado las cuotas que le correspondían por la liquidación negativa de anteriores ejercicios.

El nuevo presupuesto pivota en torno al nuevo plan unificado de subvenciones, que tiene carácter plurianual: el 80% de su importe se computa en el presupuesto de este año y el 20% restante en el de 2018. A la hora de distribuir los 40 millones de euros de este ejercicio, esa cantidad se ha divido a partes iguales entre las 69 aplicaciones a las que afecta el PLUS.

Una vez que los ayuntamientos hagan sus peticiones en función de las prioridades de cada uno, se hará una modificación presupuestaria para adecuar esas 69 aplicaciones a las demandas de los municipios. En este sentido, hay que recordar que la principal novedad del PLUS es que se han unificado casi todos los planes de ayudas de la DPZ en uno solo y que además van a ser los ayuntamientos los que decidan a qué destinan el dinero que les corresponde. Por eso hasta que no hagan sus peticiones no se puede saber cuánto dinero se necesita en cada aplicación presupuestaria para poder atender sus demandas.

De esta forma, el nuevo plan unificado de subvenciones da más autonomía a los ayuntamientos, garantiza un reparto totalmente objetivo de los fondos –un 40% fijo igual para todos y un 60% distribuido en función de la población–, se simplifica la tramitación administrativa y se permite que los municipios sepan con antelación cuánto dinero van a recibir y a qué van a poder destinarlo.

Cofinanciación con fondos europeos

Otra de las principales novedades es que en las cuentas para 2017 se ha incluido la previsión de que la Unión Europea, a través del Feder y del Fondo Social Europeo, cofinancie al 50% distintas iniciativas que la Diputación de Zaragoza ha incluido en su presupuesto para el año que viene. Entre ellas destacan el plan para extender la banda ancha por el medio rural de la provincia, al que se han destinado 750.000 euros, y un plan de empleo juvenil dotado con 500.000 euros.

También se cofinanciarán con fondos comunitarios distintas inversiones en inmuebles histórico-artísticos de la provincia. Entre ellos hay edificios de la propia Diputación de Zaragoza como el palacio de Eguarás de Tarazona (500.000 euros), el palacio de Sástago (116.000), el monasterio de Veruela (360.000) y la UNED de Calatayud (100.000); y también inmuebles municipales o eclesiásticos como la casa de las Conchas de Borja (500.000 euros), la catedral de Tarazona (350.000) y el convento de los Dominicos de Gotor (175.000).

El presupuesto de 2017 también recoge la puesta de dos nuevas escuelas taller: una de restauración que continuará la labor realizada por la recién clausurada escuela taller DPZ XIV y otra que realizará mejoras en la plaza de toros de la Misericordia. Asimismo, se ha creado una partida para que la DPZ ejecute directamente actividades encaminadas a la protección de la mujer que se suma al plan de ayudas para asociaciones que trabajan contra la violencia de género (que se creó este año y volverá a convocarse el que viene).

5,5 millones para arreglar carreteras y caminos

Las cuentas de 2017 incluyen una partida de 4,6 millones de euros para acometer mejores en las carreteras de la red viaria provincial. También destinan 900.000 euros para el arreglo de caminos y otras infraestructuras rurales, uno de los servicios más demandados por los ayuntamientos.

Además, y como novedad, se ha creado una partida de 3,2 millones de euros para inversiones ejecutadas directamente por la DPZ pero que beneficiarán a otras administraciones. Estas actuaciones sustituyen a las ayudas de emergencia y están pensadas para ayudar a los municipios de la provincia a hacer frente a los imprevistos que puedan surgirles a lo largo del año.

Desde un punto de vista orgánico, estas cuentas se estructuran de acuerdo a la reorganización administrativa de la DPZ, que ya se aprobó para que tuviera plenos efectos a partir de la entrada en vigor del presupuesto de 2017. Con el nuevo organigrama, la estructura administrativa de la Diputación de Zaragoza se reduce de cinco a cuatro áreas: Presidencia, Ciudadanía, Asistencia y Modernización Local y Servicios y Desarrollo Municipal.