Usted está aquí: Inicio / Noticias / La DPZ aprueba un plan de concertación de 11,6 millones destinado a lo que los municipios decidan y distribuido con nuevos criterios objetivos

La DPZ aprueba un plan de concertación de 11,6 millones destinado a lo que los municipios decidan y distribuido con nuevos criterios objetivos

Además de la población, se han tenido en cuenta el grado de influencia de cada localidad sobre el resto del territorio, la extensión de su término municipal, un índice de desarrollo y otro que refleja la capacidad tributaria. El pleno también ha aprobado por unanimidad el plan de barrios rurales, que llegará a 23 municipios y distribuirá 974.000 euros, y el Pimed, que beneficiará a 27 ayuntamientos con 1,3 millones más.

Jueves, 27/12/2018

El pleno de la Diputación de Zaragoza ha aprobado esta mañana por unanimidad un plan de concertación dotado con 11,6 millones de euros y destinado a los 292 ayuntamientos de la provincia. Se trata de ayudas incondicionadas que los municipios podrán destinar a lo que cada uno decida y que se han distribuido aplicando nuevos criterios objetivos que mejoran el reparto.

Además, en la sesión de esta mañana también se ha aprobado con el apoyo de todos los grupos el plan de barrios rurales, que llegará a 23 ayuntamientos que cuentan con este tipo de núcleos dispersos y distribuirá 974.000 euros, y el plan para municipios con especiales dificultades territoriales (Pimed), que beneficiará a 27 localidades con 1,3 millones más. En total, los tres planes que hoy han recibido el visto bueno del pleno suman casi 14 millones de euros.

 “Con el plan de concertación cumplimos un doble objetivo: que la Diputación de Zaragoza no pierda capacidad de gasto y aliviar la situación económica de los ayuntamientos consignándoles una cantidad que les permite hacer frente a proyectos que no han podido financiarse con el plan unificado de subvenciones, el PLUS, y con el de inversiones  financieramente sostenibles, las IFS”, ha destacado el presidente, Juan Antonio Sánchez Quero, quien también ha subrayado que con la incorporación de nuevos criterios objetivos de reparto “se consigue que la distribución de los fondos se adapte mejor a la situación de cada municipio”.

Hasta ahora, el plan de concertación se distribuía con una cantidad fija igual para todos los ayuntamientos y otra variable que dependía de la población empadronada en cada municipio. Con el nuevo reparto, se han incorporado cuatro nuevos parámetros igual de objetivos que los anteriores: la funcionalidad, que refleja el grado de influencia de una localidad sobre el resto del territorio expresado en un índice elaborado por el Gobierno de Aragón y plasmado en la Estrategia de Ordenación Territorial de Aragón (EOTA); la extensión del término municipal; un índice sintético de desarrollo territorial que también ha sido incluido en la EOTA; y un índice inverso de capacidad tributaria que beneficia a los ayuntamientos que tienen una menor base imponible en el IBI.

“De esta forma, en el nuevo plan que hoy aprobamos el 35% de los fondos se distribuyen con un fijo igual para todos, el 57% dependen de la población y el 8% restante, de los nuevos criterios incorporados”, ha explicado Sánchez Quero. Además, el presidente ha recalcado que gracias a este programa de ayudas incondicionadas la ejecución presupuestaria de la Diputación de Zaragoza en 2018 va a estar por encima del 98%.

Plan de barrios rurales y Pimed

El plan de barrios rurales va dirigido a los 25 municipios de la provincia que cuentan con este tipo de núcleos de población separados del casco urbano principal –sin incluir la ciudad de Zaragoza–. En total se van a distribuir 974.000 euros entre 23 municipios que suman 38 barrios rurales: Ardisa (Casas de Esper), Bárboles (Oitura), Belmonte de Gracián (Viver de Vicor), Biota (Malpica de Arba), Calatayud (Embid de la Ribera, Torres y Huérmeda), Ejea de los Caballeros (Bardenas, El Bayo, Farasdués, Pinsoro, Rivas, El Sabinar, Santa Anastasia y Valareña), El Frasno (Aluenda, Inogés y Pietas), Fuentes de Ebro (Rodén), La Joyosa (Marlofa), Lucena de Jalón (Berbedel), Luna (Lacorvilla), Monreal de Ariza (Granja de San Pedro), Monterde (Llumes), Morés (Purroy), Murillo de Gállego (Concilio y Morán), Navardún (Gordún), Sádaba (Alera), Salvatierra de Esca (Lorbés), Santa Eulalia de Gállego (La Sierra de Estronad), Sestrica (Viver de la Sierra), Sos del Rey Católico (Campo Real), Tarazona (Cunchillos, Tórtoles y Torres de Montecierzo) y Tauste (Sancho Abarca y Santa Engracia).

Por su parte, las ayudas del Pimed se destinarán a 29 ayuntamientos que tienen especiales dificultades territoriales o afecciones singulares debidas a la implantación de infraestructuras o servicios de interés genera, en concreto embalses y otras infraestructuras para producir energía hidroeléctrica. Los municipios beneficiarios son Alagón, Añón de Moncayo, Ardisa, Calatayud, Caspe, Chiprana, Cinco Olivas, Ejea de los Caballeros, Escatrón, Fayón, Los Fayos, Gallur, Gelsa, Marracos, Mequinenza, Morés, Nonaspe, Nuez de Ebro, Piedratajada, Puendeluna, Quinto, Sádaba, San Mateo de Gállego, Sástago, Tauste, La Zaida y Zaragoza.

Las subvenciones tanto el Pimed como del plan de barrios rurales se destinarán a mejorar servicios municipales básicos como la pavimentación de calles, el abastecimiento, el saneamiento, el acceso a núcleos urbanos o el alumbrado público.

archivado en: