Usted está aquí: Inicio / Noticias / La Diputación de Zaragoza termina las obras de la planta de transferencia de La Almunia, la primera de las seis del servicio Ecoprovincia

La Diputación de Zaragoza termina las obras de la planta de transferencia de La Almunia, la primera de las seis del servicio Ecoprovincia

Sánchez Quero ha visitado hoy esta instalación, que recibirá unas 17.700 toneladas anuales de residuos de tres comarcas, y ha anunciado que está previsto que el servicio Ecoprovincia se ponga en marcha a finales de este año. La DPZ ya ha redactado una memoria valorada para construir su propia planta de tratamiento de residuos, que dará servicio a toda la provincia y que inicialmente se ha presupuestado en unos 43 millones de euros. Ecoprovincia es un servicio público creado por la DPZ para transportar todas las basuras de la provincia hasta el vertedero de Zaragoza capital y cumplir así la obligación de que todos los municipios reciclen al menos el 50% de sus residuos.

Lunes, 15/03/2021

El presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, ha  visitado hoy lunes el final de las obras en la planta de transferencia de residuos de La Almunia de Doña de Godina, la primera de las seis instalaciones de ese tipo previstas en el servicio Ecoprovincia. Esta en concreto recibirá unas 17.700 toneladas anuales de basuras de tres comarcas y las compactará antes de su transporte hasta el CTRUZ de Zaragoza. Según ha anunciado el presidente, se prevé que el servicio Ecoprovincia se ponga en marcha a finales de este mismo año, y además ya se está trabajando en una segunda fase que incluirá la construcción de una planta de tratamiento de residuos provincial valorada inicialmente en unos 43 millones de euros.

“Ecoprovincia es un servicio público de transferencia, transporte y tratamiento de residuos creado por la Diputación de Zaragoza para hacer posible que todos los municipios de la provincia lleven sus basuras al vertedero de Zaragoza capital y cumplan así la obligación legal de reciclar al menos el 50% de sus residuos domésticos y comerciales”, ha explicado el presidente, Juan Antonio Sánchez Quero, en la visita a la planta de La Almunia, donde también ha estado acompañado por la vicepresidenta de la institución provincial, Teresa Ladrero; la alcaldesa de la localidad, Marta Gracia; la alcaldesa presidenta de la Comarca de Valdejón, Marta Gimeno; y el diputado provincial Francisco Compés, entre otros.

El proyecto comprende un total de seis plantas de transferencia ubicadas en La Almunia, Ejea de los Caballeros, Quinto, Alagón, Calatayud y Borja. “Se trata de una iniciativa totalmente pionera y muy ambiciosa que, tras cuatro años de trámites, por fin comienza a hacerse realidad con esta primera instalación en La Almunia, que comenzó a construirse a finales de agosto del año pasado y que ha supuesto una inversión de 968.334 euros”, ha destacado Sánchez Quero.

La planta de transferencia de La Almunia se ha construido junto al parque de bomberos del municipio, al lado de la autovía A-2, y recibirá alrededor de 17.700 toneladas anuales de residuos de las comarcas de Valdejalón, el Campo de Cariñena y el Aranda. Las obras en esta planta se sacaron a concurso por 1.116.235 euros y se adjudicaron a la empresa UTE Hermanos de Pablo-Solceq por 968.334 euros.

Esta planta recibirá alrededor de 50 toneladas diarias de basuras. El proceso de transferencia de los residuos en la instalación será muy sencillo: los camiones que van recogiendo la basura por los diferentes municipios llegarán a la planta, que está compuesta por dos muelles a diferente altura, y volcarán su carga en un contenedor que compactará los residuos. “Se trata de contenedores estancos con capacidad para 24 toneladas. De esta forma conseguimos que de cada tres viajes a Zaragoza que se tendrían que hacer con los camiones de basura normales se haga solo un trayecto, lo que supone un ahorro del 67% en emisiones de CO2 a la atmósfera, ya que se reduce el consumo de combustible”, ha explicado el presidente.

 “Debemos recordar que el objetivo de Ecoprovincia es que todos los vertederos que hoy en día están en los pequeños municipios de la provincia de Zaragoza desaparezcan, y que todos esos residuos sean tratados y reciclados en el CTRUZ de Zaragoza”, ha recordado el presidente. “Estamos hablando de unas 81.000 toneladas anuales en toda la provincia”.

Las otras cinco plantas de transferencia

La planta de transferencia de Ejea de los Caballeros se está levantando en las inmediaciones del punto limpio de la capital cincovillesa y recibirá los residuos de toda la comarca de las Cinco Villas, unas 12.000 toneladas anuales. Los trabajos comenzaron a finales del mes octubre y su construcción está ya muy avanzada, por lo que se estima que se termine en torno al mes de abril. Las obras se sacaron a concurso por 885.234 euros y se adjudicaron a la empresa UTE Sumelzo-Asfaltos de Biurrun por 768.383 euros.

Por su parte, la planta de transferencia de Quinto se está construyendo en el entorno del punto limpio del municipio y recibirá las basuras de tres comarcas (la Ribera Baja del Ebro, el Campo de Belchite y el Bajo Aragón-Caspe), unas 10.000 toneladas por año en total. Esta obra se sacó a licitación por 911.388 euros y fue adjudicada a Vialex Constructora Aragonesa por 756.465. Al igual que la instalación de Ejea, los trabajos comenzaron a finales del mes octubre y avanzan en paralelo, por lo que se prevé que también se finalicen en torno al mes de abril.

La planta de transferencia de Calatayud ha comenzado a construirse recientemente en las inmediaciones del vertedero de la ciudad y se espera que reciba unas 21.300 toneladas anuales de residuos procedentes de las comarcas de Calatayud y Daroca para compactarlas antes de su transporte hasta Zaragoza. Las obras se licitaron por 1.084.982 euros, se adjudicaron a la empresa Compañía de Obras Públicas, Hormigones y Asfaltos S. L. U. por 905.743 euros y estarán terminadas para el verano.

Las obras en la planta de transferencia de Alagón están en fase de resolución del concurso convocado para adjudicar los trabajos. Cuentan con un presupuesto de licitación de 991.741 euros, y un plazo de ejecución de cuatro meses. La instalación se construirá junto a la salida del municipio hacia Gallur por la carretera VP-24.

Por último, la Diputación de Zaragoza está tramitando la cesión de la planta de transferencia que ya existe actualmente en Borja. Una vez el Ayuntamiento de la localidad emita la licencia de obras y el terreno sea recibido por la institución provincial, la instalación se reformará para adaptarla a las necesidades del servicio Ecoprovincia. Este proyecto está aprobado por un importe de 590.400 euros y un plazo de ejecución de tres meses.

Planta de tratamiento provincial

En la visita a la instalación de La Almunia, Sánchez Quero ha anunciado que, de cara a una segunda fase del servicio Ecoprovincia, la Diputación de Zaragoza ya ha redactado una memoria valorada para construir una nueva planta de tratamiento de residuos propia que dé servicio a toda la provincia de Zaragoza sin tener que recurrir al CTRUZ de la capital aragonesa y que inicialmente se ha presupuestado en unos 43 millones de euros. “Con esta iniciativa pretendemos que los ayuntamientos sigan cumpliendo con la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados, que en este momento se está tramitando en el Congreso debido a una transposición de la directiva europea”, ha explicado el presidente.

Además de hacer el reciclaje de las basuras domésticas, con este nuevo servicio se pretende ir “más allá” y reciclar a su vez otros tipos de residuos como textiles, aceites o materia orgánica de una forma eficiente, ecológica e integrada, “aplicando todos los recursos disponibles desde la Diputación de Zaragoza para prestar el mejor servicio a los vecinos de la provincia”.

 

Qué es Ecoprovincia

Ecoprovincia es un servicio público de transferencia, transporte y tratamiento de residuos creado por la Diputación de Zaragoza para hacer posible que todos los municipios de la provincia lleven sus basuras a la capital.

Por qué se ha creado

Una directiva comunitaria transpuesta a la legislación española establece que los municipios deben reutilizar o reciclar al menos el 50% en peso de sus residuos sólidos domésticos y comerciales. En Aragón, el único vertedero que permite alcanzar ese objetivo obligatorio es el CTRUZ de Zaragoza, por eso la DPZ ha puesto en marcha el proyecto Ecoprovincia para solucionar este problema al que se enfrentan los ayuntamientos llevando sus basuras hasta Zaragoza capital.

 Cómo funcionará

1) La recogida se seguirá haciendo como hasta ahora según el modelo de gestión implantado en cada zona de la provincia.

2) Los residuos se llevarán a una planta de transferencia que será construida y gestionada por la Diputación de Zaragoza. Allí se compactarán para que ocupen el menor volumen posible. En total se van a construir seis plantas de transferencia en La Almunia de Doña Godina, Ejea de los Caballeros, Quinto, Alagón, Calatayud y Borja.

3) Una vez compactados, los residuos serán trasladados desde las plantas de transferencia hasta el CTRUZ de Zaragoza. De ese transporte también se encargará la Diputación de Zaragoza.

4) El tratamiento y el reciclado a los que obliga la legislación se llevarán a cabo en el CTRUZ de Zaragoza.

Cuánto costará y quién lo pagará

La construcción de las seis plantas de transferencia se ha presupuestado en 5,7 millones de euros y será asumida por la Diputación de Zaragoza.

Los costes de transporte de los residuos hasta la capital aragonesa y de mantenimiento del servicio se han estimado en 2,1 millones de euros anuales y también serán asumidos por la Diputación de Zaragoza.

Los municipios solo tendrán que abonar la tasa por tratar sus basuras en el CTRUZ, aunque a esa cantidad habrá que restarle lo que dejará de pagar cada localidad por llevar sus residuos al vertedero en el que las deposita actualmente.