Usted está aquí: Inicio / Noticias / La Diputación de Zaragoza se adhiere a la declaración institucional de la FEMP con motivo del Día Internacional de la Mujer

La Diputación de Zaragoza se adhiere a la declaración institucional de la FEMP con motivo del Día Internacional de la Mujer

El texto homenajea a las primeras alcaldesas de la democracia, subraya la importancia de seguir trabajando contra la desigualdad y reclama dotar a las entidades locales de medios suficientes contra la violencia machista

Miércoles, 06/03/2019

Los grupos políticos de la Diputación de Zaragoza han acordado en junta de portavoces adherirse a la declaración institucional aprobada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) con motivo del Día Internacional de la Mujer. El texto homenajea a las primeras alcaldesas de la democracia –de cuya elección se cumplen 40 años–, subraya la importancia de seguir trabajando contra la desigualdad y reclama dotar a las entidades locales de medios suficientes para luchar contra la violencia machista.

De esta forma, la Diputación de Zaragoza hace suyas esas reivindicaciones sumándose a la declaración institucional impulsada por la entidad que representa a todas las entidades locales del país.

“El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, es siempre una invitación para reflexionar sobre los avances alcanzados en materia de igualdad de género y una oportunidad para centrar la acción y fijar hacia donde queremos dirigirnos”, recuerda el texto, que no obstante también aprovecha el 40 aniversario de las primeras elecciones municipales para destacar que esta efeméride “obliga a mirar atrás”. “El 3 de abril de 1979, España daba la bienvenida a ‘las 103 alcaldesas del 79’, las primeras 103 alcaldesas, mujeres pioneras y valientes que decidieron dar un paso al frente y liderar el cambio en sus pueblos y ciudades”, recuerda esta declaración institucional.

“Cuarenta años más tarde, hay 1.565 alcaldesas en España  –continúa el texto–. En este tiempo, fueron las corporaciones locales quienes introdujeron e impulsaron la necesidad de reflexionar en torno a la evolución de las políticas de igualdad, a su impacto y a su evolución asumiendo el papel de agente de cambio y desvelando las contradicciones del sistema, las desigualdades entre mujeres y hombres, las discriminaciones que sufrían y sufren las mujeres y aportaron soluciones desde el conocimiento de las personas y de sus necesidades”.

Partiendo de estas premisas, los gobiernos locales reunidos en la FEMP hacen las siguientes peticiones y reivindicaciones:

- “Invitamos a todas las entidades locales a adherirse a esta declaración y nos sumamos a todas las voces que claman por un futuro sin discriminación por razón de género, donde hombres y mujeres formen parte de nuestra sociedad en igualdad de derechos y responsabilidades”.

- “Reconocemos la valentía de las 103 alcaldesas del 79, que abrieron el camino del cambio y que contribuyeron a crear referentes para todas las mujeres que hoy asumen puestos de decisión en tantas corporaciones locales”.

- “Reafirmamos nuestro compromiso con la ciudadanía y con sus necesidades, con la igualdad de trato y de oportunidades y con el mandato constitucional que persigue el pleno establecimiento de una igualdad real y efectiva”.

- “Reconocemos la importancia de continuar trabajando en la erradicación de las actitudes y los comportamientos cotidianos que, instalados en la vida diaria, reproducen y perpetúan la desigualdad”.

- “Insistimos en la necesidad de intensificar los esfuerzos en el desarrollo de políticas encaminadas a fomentar el empleo y el emprendimiento, la educación para la igualdad de oportunidades, la incorporación de las mujeres en la sociedad de la información y el apoyo a las mujeres que viven en el ámbito rural”.

- “Reclamamos la necesidad de dotar a las entidades locales de los medios necesarios para llevar a cabo las competencias que nos ha devuelto el pacto de Estado en materia de violencia de género para garantizar el impulso de actuaciones que contribuyan a la convivencia, el progreso y el desarrollo social y económico sostenible”.