Usted está aquí: Inicio / Noticias / La Diputación de Zaragoza saca a concurso la construcción de la carretera que conectará Anento y la localidad turolense de Báguena

La Diputación de Zaragoza saca a concurso la construcción de la carretera que conectará Anento y la localidad turolense de Báguena

Ahora los vecinos de Anento tienen que ir al médico y al colegio por un camino de tierra. Las obras se han licitado por 738.000 euros y se iniciarán el año que viene con un plazo de ejecución de seis meses.

Miércoles, 27/12/2017

La Diputación de Zaragoza ha sacado a concurso la construcción de la  carretera que conectará Anento y el municipio turolense de Báguena. Esta nueva infraestructura de unos dos kilómetros de trazado permitirá que los vecinos de la localidad zaragozana que tienen que ir al médico o al colegio en la provincia vecina puedan hacerlo sin verse obligados a circular por un camino de tierra. Las obras se han licitado por 738.000 euros y se iniciarán el año que viene con un plazo de ejecución de seis meses.

Actualmente, Anento y Báguena están unidos por un camino sin pavimentar de cuatro kilómetros de los que algo más de la mitad pertenecen a la provincia de Zaragoza. “El vial transita por una rambla, con los problemas que eso provoca en las épocas de lluvias. Además, solo tiene cuatro metros de anchura, lo que dificulta en paso de dos vehículos a la vez, y en muchos puntos los árboles impiden una adecuada visibilidad”, destaca el diputado delegado de Vías e Infraestructuras de la DPZ, Francisco Compés.

Esta situación ha llevado al Ayuntamiento de Anento a solicitar durante años la construcción de una carretera que permita circular entre esta localidad y Báguena con las necesarias condiciones de seguridad. “Además de facilitar el acceso de los vecinos de Anento a los servicios básicos, la nueva infraestructura que va a acondicionar la Diputación de Zaragoza conectará el eje de la autovía A-23 con el de la carretera N-234 dando servicio a otras poblaciones”, recuerda Compés.

La nueva carretera tendrá una anchura de siete metros y discurrirá entre el casco urbano de Anento y el límite provincial, donde enlazará con el tramo de camino acondicionado por la Diputación de Teruel en el año 2011. En la mayor parte del trazado, la calzada se separará de la rambla, y en el tramo en el que seguirá discurriendo sobre ella se construirá un cajero de cuatro metros de anchura y uno de profundidad para canalizar el agua. Además, las obras incluyen la reposición de distintas acequias afectadas por la nueva carretera.

La licitación de los trabajos ya se ha publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de Zaragoza y las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas hasta el próximo 15 de enero.