Usted está aquí: Inicio / Noticias / La Diputación de Zaragoza restaurará el palacio de Eguarás de Tarazona y lo acondicionará como centro cultural y de exposiciones

La Diputación de Zaragoza restaurará el palacio de Eguarás de Tarazona y lo acondicionará como centro cultural y de exposiciones

El pleno ha aprobado hoy el proyecto básico de la intervención, que se ha presupuestado en 3,8 millones de euros, y también la mejora del firme en la carretera provincial CP-1 entre Ateca y Moros. La liquidación del presupuesto de 2016 deja un remanente de tesorería de 24,7 millones de euros, de los que 2,4 deben destinarse a amortizar deuda y 7,2 no pueden utilizarse por la regla del techo de gasto.

La Diputación de Zaragoza va a restaurar el palacio de Eguarás de Tarazona acondicionándolo como centro cultural y de exposiciones. El pleno de la institución provincial ha aprobado hoy el proyecto básico de la actuación, que se ha presupuestado en 3,8 millones de euros y que permitirá rehabilitar íntegramente y poner en uso este edificio renacentista del siglo XVI que es propiedad de la DPZ y que se levanta frente a la catedral.

“Cuando llegué a la presidencia en 2015 paralicé un proyecto que había para restaurar el palacio de Eguarás de 5,8 millones de euros –ha recordado el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero–. Lo hice porque no tenía muy claro a qué se iba a destinar el edificio, pero me comprometí a sacar adelante la restauración y así ha sido”. Sánchez Quero ha destacado que con el nuevo proyecto para acondicionar el inmueble como centro cultura y de exposiciones “se ahorran dos millones de euros”, a los que hay que sumar “un millón más” gracias a que parte de la actuación se financiará con fondos Feder.

Además, el presidente ha anunciado que el palacio de Eguarás será la nueva sede del Centro de Estudios Turiasonenses y de su museo de arqueología –hasta ahora, una y otro estaban en el palacio episcopal– y que existe la posibilidad de que el edificio también albergue la oficina municipal de turismo.  “Queremos que el palacio de Eguarás sea un espacio lúdico y cultural que potencie la economía de Tarazona”, ha resumido. Por eso también tendrá una cafetería para atender tanto a los visitantes de este nuevo equipamiento como a los de la catedral.

El proyecto aprobado hoy es un proyecto básico que deberá desarrollarse mediante el correspondiente proyecto de ejecución y que permitirá terminar la restauración del palacio de Eguarás –las fachadas y otras partes del inmueble ya fueron rehabilitadas–. La actuación consistirá en consolidar el edificio estructuralmente; reparar y retejar las cubiertas; dotar de ascensores y escaleras a cada una de las alas que conforman el palacio; y habilitar los espacios destinados a los distintos equipamientos que se integren en el edificio.

El pleno de la Diputación de Zaragoza también ha aprobado el proyecto para mejorar el firme de la carretera provincial CP-1 entre Ateca y Moros. Se actuará en un tramo de 9,3 kilómetros que comienza en la intersección con la antigua N-II y llega hasta el cruce de acceso a Moros. Las obras se ejecutarán este mismo año, saldrán a concurso por 634.000 euros y tendrán un plazo de ejecución de dos meses.

Además, en la sesión se ha dado cuenta a la corporación de la liquidación del presupuesto de 2016, que ha dejado un remanente de tesorería para gastos generales de 24,7 millones de euros. No obstante, dentro de esa cantidad hay 7,2 millones de euros que no pueden utilizarse porque lo prohíbe la regla del techo de gasto. “Nos quedamos sin poder invertir ese dinero gracias al señor montoso”, ha lamentado Sánchez Quero.

Otros 2,4 millones de euros del remanente tendrán que destinarse obligatoriamente a hacer una amortización extraordinaria de deuda y 10,1 millones es posible que puedan destinarse a lanzar un plan para que los ayuntamientos puedan hacer inversiones financieramente sostenibles, aunque esto último está pendiente de un informe de la Intervención. Por tanto, quedan otros 5 millones de euros que el equipo de gobierno sí podrá destinar a lo que considere más necesario.

Seis mociones

El pleno ha aprobado dos mociones en contra de un posible trasvase del Ebro a las cuencas internas catalanas: una presentada por el PSOE que manifiesta “el más firme y contundente rechazo” al Plan de Gestión del Distrito de la Cuenca Fluvial de Cataluña porque supone “un riesgo cierto de (…) posibles trasvases desde la cuenca del Ebro” y otra de CHA que reitera el “rotundo rechazo” a “cualquier trasvase” de agua del Ebro a otras cuencas “con independencia de sus magnitudes”. Ambos textos han salido adelante con el voto favorable de todos los grupos menos Ciudadanos, que se ha abstenido.

La corporación también ha aprobado una moción planteada por el grupo En Común que, entre otras cuestiones, insta al Gobierno de Aragón a facilitar la recuperación de las competencias sobre la depuración por parte de aquellos ayuntamientos que lo soliciten, a promover tarifas progresivas y a estudiar una reforma del impuesto sobre la contaminación de las aguas (ICA) –el PSOE y CHA la han apoyado, el PP y el PAR la han rechazado y Ciudadanos se ha abstenido–. Del mismo modo, ha salido adelante, y por unanimidad, otra moción de Ciudadanos que insta al Gobierno central a acometer “sin más dilaciones” la modernización “integral” de la línea férrea Sagunto-Teruel-Zaragoza

En cambio, el pleno ha rechazado otras dos mociones: una presentada por el PP que requería al Gobierno de Aragón “la continuidad del apoyo a los centros concertados tanto de la ciudad de Zaragoza como de los municipios de la provincia” y otra planteada por el PAR que instaba al Gobierno de Aragón a acometer “con urgencia” el acondicionamiento de la carretera autonómica A-125 entre Erla y el límite con la provincia de Huesca. La primera ha sido apoyada por Ciudadanos y el PAR, mientras que el PSOE, En Común y Ciudadanos han votado en contra; la segunda ha recibido el respaldo del PP y Ciudadanos, pero el PSOE y CHA la han rechazado y En Común se ha abstenido.