Usted está aquí: Inicio / Noticias / La Diputación de Zaragoza restaura un lienzo del Ecce Homo de grandes dimensiones depositado en la iglesia de Bordalba

La Diputación de Zaragoza restaura un lienzo del Ecce Homo de grandes dimensiones depositado en la iglesia de Bordalba

La pintura, de 4,6 x 3,6 metros, es de estilo barroco y está compuesta de cuatro piezas. La trama de la tela se encontraba muy debilitada, oxidada y con roturas y la policromía presentaba numerosas pérdidas o lagunas.

Miércoles, 17/03/21

La Diputación de Zaragoza ha restaurado un lienzo del Ecce Homo de grandes dimensiones que ya ha sido depositado en la Iglesia de la Purísima Concepción de Bordalba. La pintura se encontraba muy deteriorada tanto en su soporte como en su policromía.

La pintura es de estilo barroco, se desconoce quien fue su autor, aunque sí se sabe que fue creada a principios del siglo XVIII siguiendo la técnica del óleo sobre lienzo. La obra destaca por sus grandes dimensiones, ya que mide 4,6 x 3,6 metros. Sus tejidos se encontraban deteriorados, rotos y sucios. Además, el soporte se hallaba oxidado debido al paso del tiempo y al modo en el que había sido almacenada.

"El servicio de Restauración de la Diputación de Zaragoza es clave para conservar el patrimonio de nuestros municipios, donde pueden encontrarse piezas tan reseñables como este lienzo, en el que se ha trabajado en diferentes fases", destaca el diputado provincial José Carlos Tirado, que ha asistido hoy a la recepción de esta obra.

La restauración del lienzo fue iniciada en  las escuelas taller sucesivas de la Diputación de Zaragoza Juan Arnaldín II y DPZ XIV (2012-2016). Posteriormente, en 2020, la continuación y terminación de la intervención ha sido contratada con el taller Albarium S.L., de Zaragoza. "El lienzo está compuesto de cuatro piezas diferentes. Presentaba una baja densidad de tejidos y un grosero recorte en la zona inferior que mutiló la pintura para abrir una puertecilla. Las malas condiciones de conservación provocaron que el lienzo perdiera su bastidor y fue encontrado enrollado sobre sí mismo y doblado, provocando su deterioro", explica el jefe de la sección de Restauración de Bienes Muebles de la DPZ, José Ignacio Calvo Ruata.

"Se trata de un cuadro tan grande que tuvo que acondicionarse una sala en exclusiva para acometer su restauración y fue necesario crear una estructura sobre la que reposar el cuadro una vez desdoblado y poder desplazarse sobre el mismo, de modo que la estructura de reposo, con su puente, ha permitido a los restauradores intervenir sobre la pintura sin apoyarse en ella", añade Calvo Ruata. “Consolidación del soporte, fijación de la policromía, reintegración de lagunas  y realización de un bastidor nuevo se cuentan entre las labores que ha requerido la obra, que estaba en muy mal estado de conservación”, detalla el jefe de la sección de Restauración de Bienes Muebles de la DPZ.