Usted está aquí: Inicio / Noticias / La Diputación de Zaragoza renueva su imagen de marca actualizando su logotipo para adaptarlo a las necesidades actuales

La Diputación de Zaragoza renueva su imagen de marca actualizando su logotipo para adaptarlo a las necesidades actuales

El pleno ha aprobado el nuevo manual de identidad corporativa de la institución, que mantiene la esencia del logo de los tres triángulos y desarrolla una nueva arquitectura de marca para las áreas y los servicios.

Miércoles, 17/02/2021

El pleno de la Diputación de Zaragoza ha aprobado hoy miércoles un nuevo manual de identidad corporativa que renueva la imagen de marca de la institución actualizando su logotipo para adaptarlo a las necesidades actuales de la comunicación. El nuevo logo, rediseñado por Estudio Mique, mantiene la esencia del logo de los tres triángulos creado hace más de 30 años por Manuel Estradera y Samuel Aznar, pero al mismo tiempo lo evoluciona para solucionar las carencias de visibilidad y legibilidad que ha ido presentando con el paso del tiempo

Además, el nuevo manual de identidad de la DPZ desarrolla una nueva arquitectura de marca que, partiendo del logotipo actualizado, permite comunicar las diferentes áreas, servicios, dependencias y líneas de trabajo que componen la institución manteniendo una unidad en la imagen corporativa.

La marca Diputación de Zaragoza ha mantenido el mismo logotipo durante más de tres décadas, lo que ha permitido una total continuidad en su identificación gráfica y la ha consolidado como una de las más reconocibles de Aragón. No obstante, después de 30 años, el logo presenta algunas carencias lógicas como, por ejemplo, la pérdida de definición en formatos digitales pequeños o, sobre todo, los inconvenientes derivados de su disposición vertical –que le hace perder visibilidad respecto a los logotipos con orientación horizontal de otras instituciones–.

“Los canales de comunicación y la forma de utilizarlos han evolucionado, surgiendo la necesidad de optimizar los usos digitales del logotipo original, como por ejemplo en la aplicación horizontal de una página web, en publicaciones ‘on line’ o en redes sociales”, explica el diseñador Mique. “También hemos tenido en cuenta la convivencia con otros logotipos institucionales en cartelería y en diferentes aplicaciones ‘off line’  en las que el logotipo perdía legibilidad”. Para Mique, esa falta de adaptación a los medios  y los canales actuales hace que el logotipo original se perciba “desactualizado”. 

Por otra parte, la dispersión de logotipos secundarios que se ha ido produciendo dentro de la imagen de marca de la Diputación de Zaragoza ha generado una falta de unidad gráfica entre todos ellos, interpretándose como entes independientes y no como servicios que nacen de la institución. Por eso era necesario desarrollar una arquitectura de marca que, partiendo del nuevo logotipo actualizado, permita comunicar las áreas, los servicios, las dependencias y las líneas de trabajo de la DPZ  de forma unificada y optimizando la legibilidad y la jerarquía de cada una de ellas. “De este modo, a través de una renovación coherente que mantenga el fácil reconocimiento del logotipo original, se logrará aportar versatilidad y diferenciación, así como hacerlo más reconocible en sus aplicaciones secundarias”, destaca Mique.

Los tres triángulos, un activo que había que respetar

Desde su creación, el logotipo original diseñado por Manuel Estradera y Samuel Aznar ha aportado a la Diputación de Zaragoza un fácil reconocimiento y visualización a la entidad, dando lugar a un resultado gráfico de gran durabilidad. “Esa fortaleza se ha conservado en el nuevo logotipo, pues nuestro objetivo no era crear algo totalmente nuevo, sino reforzar el diseño actual mediante su adaptación a los nuevos medios y la unificación de sus logotipos secundarios con la creación de una arquitectura de marca. El respeto por una imagen que forma parte de nuestro patrimonio gráfico siempre ha sido una prioridad para nosotros”, subraya Mique.

Para conseguir los objetivos deseados, se han llevado a cabo diversas intervenciones. En primer lugar, se han actualizado los colores corporativos del logotipo original consiguiendo mejorar su aplicación sobre negro a través de un mayor contraste entre los elementos. Por otra parte, a través de una nueva tipografía corporativa, diseñada por el tipógrafo aragonés Alberto Romanos, se ha mejorado la legibilidad del logotipo. Esto, unido al cambio de proporción y distribución de las palabras, ha contribuido a la creación de una nueva versión horizontal más legible y aplicable.

En cuanto a la arquitectura de marca, la adición de los servicios en la parte inferior del logotipo siguiendo unas proporciones comunes ha supuesto la unidad de la que antes carecían dichos logotipos secundarios. Además, la creación de una iconografía común en todos ellos aporta personalidad a cada área que lo precise sin olvidar que todos ellos forman parte de la Diputación de Zaragoza.  

Desestimación de las alegaciones al presupuesto

En el pleno de hoy, que ha sido extraordinario, también se ha aprobado la desestimación de las alegaciones presentadas por Comisiones Obreras y el Sindicato Profesional de Bomberos de Aragón contra la aprobación inicial del presupuesto de la Diputación de Zaragoza para este año. El PSOE, En Común-Izquierda Unida y Ciudadanos han votado a favor de la desestimación, mientras que el PP y Podemos-Equo se han abstenido y Vox ha votado en contra. La aprobación definitiva del presupuesto se publicará mañana jueves en el Boletín Oficial de la Provincia de Zaragoza y las cuentas entrarán en vigor el viernes.