Usted está aquí: Inicio / Noticias / La Diputación de Zaragoza recibe a los niños saharauis que pasan el verano en Aragón gracias al programa Vacaciones en Paz

La Diputación de Zaragoza recibe a los niños saharauis que pasan el verano en Aragón gracias al programa Vacaciones en Paz

Un año más, la DPZ sigue colaborando con un programa que en esta edición ha traído a 137 menores que viven en los campos de refugiados de Tindouf (Argelia).

La Diputación de Zaragoza ha recibido esta mañana a los niños saharauis que pasan el verano en Aragón gracias al proyecto Vacaciones en Paz. Un año más, la institución provincial sigue colaborando con un programa que en esta edición ha traído a 137 menores que viven en los campos de refugiados de Tindouf (Argelia).

Los niños han estado acompañados por sus familias de acogida y por sus monitores. Los encargados de recibirlos en el antiguo salón de plenos han sido los diputados del grupo En Común José Ángel Miramón y Elena García Juango, y en la bienvenida también han participado el presidente de Arapaz-MPDL Aragón, Agustín Gavín; y el secretario de la asociación Um Draiga, Jesús Maestro.

"La Diputación de Zaragoza colabora con el programa Vacaciones en Paz poniendo a disposición de los niños participantes las piscinas de la residencia de estudiantes Ramón Pignatelli ha destacado Miramón. Además, la institución lleva años apoyando a los campos de refugiados saharauis a través de sus ayudas a la cooperación".

En 2016, la DPZ recuperó las subvenciones para proyectos de desarrollo y solidaridad internacional, que este año han vuelto a convocarse con la misma dotación presupuestaria (750.000 euros). Atendiendo a lo establecido en el Plan Director de Cooperación Aragonesa para el Desarrollo, la institución provincial ha decidido que en ambas convocatorias una de las prioridades sean las actuaciones en los campos de refugiados saharauis.

Por otra parte, la Diputación de Zaragoza también colabora con el pueblo saharaui a través de un convenio con el Gobierno de Aragón, la Universidad de Zaragoza y el Colectivo Universitario Lefrig que permite que jóvenes saharauis cursen sus estudios en la Universidad de Zaragoza alojándose en la residencia Ramón Pignatelli. Este año se han beneficiado de este programa dos estudiantes.