Usted está aquí: Inicio / Noticias / La Diputación de Zaragoza concederá préstamos sin intereses a los ayuntamientos a través de su caja de cooperación

La Diputación de Zaragoza concederá préstamos sin intereses a los ayuntamientos a través de su caja de cooperación

El pleno ha aprobado un nuevo reglamento que pretende revitalizar este instrumento de apoyo a los municipios facilitando que la DPZ pueda atender sus necesidades de crédito a corto y largo plazo. También se han aprobado el nuevo reglamento orgánico de la DPZ, una ordenanza para implantar la transparencia en la gestión de la institución y el nuevo reglamento del servicio de Asesoría Jurídica.

El pleno de la Diputación de Zaragoza ha aprobado hoy una modificación en el funcionamiento de su caja de cooperación para que la institución pueda conceder préstamos sin intereses a los ayuntamientos de la provincia. Todos los grupos políticos de la corporación han votado a favor de un nuevo reglamento que pretende revitalizar este instrumento de apoyo a los municipios facilitando que la DPZ atienda sus necesidades de crédito a corto y largo plazo.

La caja de cooperación de la Diputación de Zaragoza ya existía y servía para financiar las actuaciones concedidas a los municipios de la provincia dentro de los distintos planes provinciales. Sin embargo, en el año 2008 la DPZ empezó a adelantar a los ayuntamientos entre el 66% y el 75% de las subvenciones, lo que redujo drásticamente las peticiones de los consistorios.

“Con la aprobación de este nuevo reglamento, pretendemos revitalizar la caja de cooperación como instrumento de apoyo financiero ampliando las posibilidades de concesión de préstamos a los ayuntamientos hasta el límite que permite la ley –ha destacado el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero–. De esta forma, los municipios que tengan problemas de tesorería o que necesiten terminar alguna obra o prestar algún servicio podrán pedir un crédito a la Diputación siempre que cumplan los requisitos económicos que establece la legislación”.

La DPZ podrá conceder esos préstamos tanto a largo como a corto plazo, pero siempre con un 0% de interés y dos años de cadencia. Con el dinero que reciban, los ayuntamientos podrán financiar inversiones; refinanciar otras operaciones de crédito; sanear remanentes de tesorería negativos; financiar mayores gastos de operaciones corrientes declarados necesarios y urgentes; o atender operaciones de tesorería.

El presidente ha explicado que la caja de cooperación cuenta con una partida inicial de 200.000 euros que se suplementará con remanentes una vez vista la demanda que haya de estos créditos. “Estoy seguro de que esa cantidad se va a quedar muy corta y de que habrá que habilitar una partida mayor, pero que nadie piense que la Diputación de Zaragoza se va a convertir en un banco que pueda atender todas las peticiones que se reciban”, ha avisado Sánchez Quero.

El nuevo reglamento orgánico

En la sesión de esta mañana también se han aprobado otras tres normativas que, como ha destacado el presidente, “son fundamentales para la modernización y la eficacia de la Diputación de Zaragoza”: el nuevo reglamento orgánico, que regula el estatuto de los diputados provinciales y el funcionamiento de los grupos políticos, los órganos de gobierno y la organización administrativa de la institución; la ordenanza de transparencia; y el nuevo reglamento del servicio de Asesoría Jurídica de la propia DPZ.

El reglamento orgánico de la Diputación de Zaragoza ha salido adelante con el apoyo de todos los grupos menos Ciudadanos, que se ha abstenido. Esta nueva regulación sustituye a la que se aprobó en 2004, que después de 13 años tenía que actualizarse para adaptarla a la normativa actual en cuestiones como la organización y la racionalización de la Administración Local; las exigencias derivadas de los principios de estabilidad presupuestaria, sostenibilidad financiera, transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno; y la adaptación al procedimiento común electrónico.

Las cuestiones esenciales que aborda el nuevo reglamento orgánico de la Diputación de Zaragoza son el estatuto de los miembros de la corporación –derechos, deberes, adquisición y pérdida de la condición de diputado…–; la regulación de los grupos políticos y de la junta de portavoces; la organización de los órganos de gobierno y su régimen de funcionamiento –el pleno, la junta de gobierno y las comisiones informativas–; y la organización administrativa de la institución –el gabinete de presidencia, el nuevo consejo de residencia, las áreas de gestión, la Secretaría General, la Intervención y la Tesorería–.

La ordenanza de transparencia y el reglamento de la Asesoría Jurídica

La ordenanza de transparencia ha sido aprobada por unanimidad y aborda la regulación necesaria para que la Diputación de Zaragoza implante la transparencia en su gestión. El objetivo de esta nueva norma es facilitar e incrementar la información que la DPZ ofrece a los ciudadanos y fomentar el conocimiento de la institución y de los servicios que presta.

También se ha aprobado por unanimidad el nuevo reglamento de la Asesoría Jurídica, que regula el funcionamiento de este servicio que trabaja tanto para la propia Diputación de Zaragoza como para los ayuntamientos. Además de encargarse de la representación y la defensa en juicio de la DPZ, a la Asesoría Jurídica de la Diputación de Zaragoza le corresponde el asesoramiento legal de la institución –sin perjuicio del que es competencia de la Secretaría General– y la asistencia jurídica a los municipios y al resto de entidades locales de la provincia, en especial a aquellos que tienen una menor capacidad económica y de gestión.

Tres mociones aprobadas, una rechazada

En el pleno de hoy, que ha sido el ordinario correspondiente al mes de junio, se han aprobado por unanimidad dos mociones: una de CHA que expresa el apoyo de la Diputación de Zaragoza al sector del turismo activo de la zona de la Galliguera –de la que forman parte los municipios zaragozanos de Murillo de Gállego, Ardisa y Santa Eulalia de Gállego– y otra de Ciudadanos que solicita que la DPZ realice un estudio para conocer cuáles son las carreteras provinciales más adecuadas para los ciclistas y solicite a la Dirección General de Tráfico que las catalogue como rutas seguras para ciclistas.

En la sesión también se ha aprobado una moción del grupo En Común que insta al Gobierno central a eliminar la disposición adicional vigésima séptima de los Presupuestos Generales del Estado de 2017 “para garantizar la autonomía municipal en el legítimo a gestionar directamente los servicios públicos” y a eliminar la tasa de reposición que limita la contratación pública por parte de los funcionarios. El PSOE, Ciudadanos y CHA han votado a favor y el PP y el PAR, en contra.

Por contra, el pleno ha rechazado una moción del PP que planteaba que desde la DPZ se desarrollen “medidas específicas de apoyo a la industria del calzado en la comarca del Aranda”. Ciudadanos y el PAR han votado a favor, CHA se ha abstenido y el PSOE y En Común la han rechazado por considerarla “oportunista políticamente, genérica e inconcreta”.