Usted está aquí: Inicio / Noticias / La Diputación de Zaragoza aprueba el proyecto de la primera de las seis plantas de transferencia del servicio Ecoprovincia

La Diputación de Zaragoza aprueba el proyecto de la primera de las seis plantas de transferencia del servicio Ecoprovincia

Se trata de la instalación que se construirá en La Almunia para recibir los residuos de Valdejalón, el Campo de Cariñena y el Aranda, compactarlos y reenviarlos al vertedero de Zaragoza capital

Miércoles, 08/05/2019

El pleno de la Diputación de Zaragoza ha aprobado hoy inicialmente el proyecto de la primera de las seis plantas de transferencia que la DPZ va a poner en marcha dentro del servicio Ecoprovincia, el servicio público que permitirá que todos los ayuntamientos zaragozanos puedan llevar sus residuos al vertedero de la capital cumpliendo así la directiva europea que les obliga a reciclar al menos la mitad de sus basuras en el año 2020.

Se trata de la planta de transferencia de La Almunia, que se construirá junto al parque de bomberos del municipio, al lado de la autovía A-2, con un presupuesto de 1,1 millones de euros. Las instalaciones recibirán los residuos de las comarcas de Valdejalón, el Campo de Cariñena y el Aranda –unas 17.700 toneladas anuales en total–, los compactarán para que ocupen menos espacio y los reenviarán al CTRUZ de Zaragoza, el único vertedero de Aragón que permite alcanzar los porcentajes de reciclado que exige la legislación.

El proyecto ha sido aprobado con el apoyo del PSOE, En Común, Chunta y el PAR, mientras que Ciudadanos se ha abstenido y el PP se ha opuesto aclarando que no está en contra de la construcción de esta planta de transferencia, sino de la ubicación elegida. En este sentido, el presidente, Juan Antonio nchez Quero, ha recordado que el Ayuntamiento de La Almunia aprobó en el pleno la cesión finalista de la parcela seleccionada.

“Gracias al convenio que firmamos el año pasado con el Ayuntamiento de Zaragoza y a todo el trabajo técnico y jurídico que hemos hecho desde la Diputación para crear el servicio Ecoprovincia, hoy puedo decir que como equipo de gobierno hemos cumplido nuestro compromiso de que todos los ayuntamientos zaragozanos puedan cumplir la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, que obliga a que el año que viene se reciclen al menos el 50% de los residuos domésticos –ha destacado Sánchez Quero–. Estoy seguro de que la corporación que salga de las urnas el 26 de mayo va a seguir adelante con el servicio Ecoprovincia porque es un proyecto institucional que salió adelante casi por unanimidad, sin ningún voto en contra, y que tiene el trabajo técnico prácticamente terminado”.

El proyecto de la planta de transferencia de La Almunia saldrá ahora a exposición pública. Una vez superada la fase de alegaciones se sacarán a concurso las obras, que tienen un plazo de ejecución de cuatro meses. En paralelo, se irán aprobando y construyendo las otras cinco instalaciones de este tipo incluidas en el  servicio Ecoprovincia –las de Calatayud, Ejea, Borja, Alagón y Quinto–. El objetivo es que todas puedan ponerse en marcha el año que viene.

 Qué es Ecoprovincia

Ecoprovincia es un servicio público de transferencia, transporte y tratamiento de residuos creado por la Diputación de Zaragoza para hacer posible que todos los municipios de la provincia lleven sus basuras a la capital.

 Por qué se ha creado

Una directiva comunitaria establece que para el año 2020 los municipios deben reutilizar o reciclar al menos el 50% en peso de sus residuos sólidos domésticos y comerciales. En Aragón, el único vertedero que permite alcanzar ese objetivo obligatorio es el CTRUZ de Zaragoza. Como construir este tipo de instalaciones es más caro y lento que utilizar la que ya existe, la DPZ ha puesto en marcha el proyecto Ecoprovincia para solucionar este problema al que se enfrentan los ayuntamientos zaragozanos.

 Cómo funcionará

1) La recogida se seguirá haciendo como hasta ahora según el modelo de gestión implantado en cada zona de la provincia.

2) Los residuos se llevarán a una planta de transferencia que será construida y gestionada por la Diputación de Zaragoza. Allí se compactarán para que ocupen el menor volumen posible. En total se van a construir seis plantas de transferencia en Calatayud, La Almunia de Doña Godina, Ejea de los Caballeros, Borja, Alagón y Quinto.

3) Una vez compactados, los residuos serán trasladados desde las plantas de transferencia hasta el CTRUZ de Zaragoza. De ese transporte también se encargará la Diputación de Zaragoza.

4) El tratamiento y el reciclado a los que obliga la legislación se llevarán a cabo en el CTRUZ de Zaragoza.

 Cuánto costará y quién lo pagará

La construcción de las seis plantas de transferencia se ha presupuestado en 4,4 millones de euros y será asumida por la Diputación de Zaragoza.

Los costes de transporte y mantenimiento del servicio se han estimado en 1,6 millones de euros anuales y también serán asumidos por la Diputación de Zaragoza.

La tasa que tendrán que pagar los municipios por usar el CTRUZ la establece cada año el Ayuntamiento de Zaragoza. No obstante, a ese coste habrá que restarle lo que dejará de pagar cada municipio por llevar sus basuras al vertedero en el que la deposita actualmente

 Política de seguridad de la información y protección de datos

En el pleno de hoy, que ha sido el ordinario correspondiente al mes de mayo, también se ha dado cuenta a los grupos del decreto del presidente por el que se ha aprobado la política de seguridad de la información y protección de datos de la Diputación de Zaragoza.

Se trata de las líneas maestras que guiarán el trabajo de la institución provincial en materia de seguridad de la información y protección de datos. En ellas están incluidas todas las medidas mínimas que exige el Esquema Nacional de Seguridad y se han diseñado partiendo de las guías que ha elaborado el Centro Criptológico Nacional.

La política de seguridad de la información y protección de datos de la Diputación de Zaragoza se ha aprobado después de que a principios de año la institución provincial creara un comité que se encarga de coordinar y centralizar todas las iniciativas de la institución en este ámbito. Además, el documento ha sido elaborado con la participación y el visto bueno de los sindicatos.