Usted está aquí: Inicio / Noticias / Europa aprueba un proyecto Interreg liderado por la DPZ para diseñar nuevos modelos de gestión del patrimonio rural singular

Europa aprueba un proyecto Interreg liderado por la DPZ para diseñar nuevos modelos de gestión del patrimonio rural singular

El proyecto MOMAr tiene un presupuesto de 1,2 millones de euros, involucra a regiones de otros 5 países y busca fórmulas para fomentar un desarrollo sostenible que atienda a la especificidad de cada territorio.

Viernes, 12/04/2019

La Unión Europea acaba de aprobar un proyecto Interreg liderado por la Diputación de Zaragoza para diseñar nuevos modelos de gestión del patrimonio que permitan un desarrollo sostenible y que se adapten a la identidad propia de cada territorio. El proyecto se denomina MOMAr (Modelos de Gestión para el Patrimonio Rural Singular), tiene un presupuesto de 1,2 millones de euros e involucra a otros cinco gobiernos regionales de otros tantos países europeos.

“La concesión del proyecto Interreg MOMAr es una noticia muy feliz para nosotros. Como Diputación de Zaragoza tenemos muy claro que hacen falta nuevas estrategias para luchar contra la despoblación, la dispersión y el envejecimiento que sufre el medio rural zaragozano, y esta iniciativa va a encaminada a eso: a ser pioneros en la sistematización de nuevos modelos de gestión del patrimonio que hagan posible un desarrollo sostenible en nuestros pueblos”, ha destacado la diputada delegada de Cultura de la DPZ, Cristina Palacín.

“La restauración y la recuperación del patrimonio es fundamental, pero no basta con quedarse ahí –ha insistido Palacín–. Es necesario ir al momento siguiente y pensar cómo poner en valor ese patrimonio atendiendo a su singularidad, a aquello que lo hace único, e involucrando a todos los agentes implicados: vecinos, empresas, hosteleros, ayuntamientos, grupos de acción local…”.

Por su parte, la responsable técnica del proyecto MOMAr, Victoria Trasobares, ha subrayado que el programa Interreg Europa va a permitir diseñar estrategias de desarrollo sostenible “a medio y largo plazo”. “A veces las propuestas que se ponen en marcha en el medio rural pueden resultar efímeras. Este proyecto nos permitirá incorporar todas esas iniciativas que vayan surgiendo a una línea estratégica que permitirá obtener mejores resultados”, ha señalado Trasobares, quien también ha recalcado la importancia de que el modelo que adopte cada territorio “no puede ser una copia o una imitación de otro, sino que debe estar dotado de identidad propia”.

Liderado por la DPZ y seleccionado entre 170 proyectos

Interreg Europa es un programa de la Unión Europea que ayuda a los gobiernos locales y regionales de toda Europa a desarrollar y aplicar mejores políticas. Su objetivo es propiciar entornos de trabajo transfronterizo y oportunidades para compartir soluciones con el fin último de garantizar que las inversiones y las políticas de los gobiernos locales y regionales tengan un impacto integrado y sostenible en las personas y en los territorios.

A la IV convocatoria de Interreg Europa se presentaron 170 proyectos, de los cuales solo han sido seleccionados 74. Entre ellos está el proyecto MOMAR, que ha obtenido una nota de 4 sobre 5 –la puntación más alta de toda la convocatoria ha sido un 4,3– y del que forman parte la Diputación de Zaragoza, el Condado de Mehedinti (Rumanía), la Agencia de Desarrollo Regional de South Bohemia (República Checa), la Provincia de Groningen (Holanda), el Ministerio de Desarrollo Regional y Transporte de Sajonia-Anhalt (Alemania) y el Gobierno Regional de Córcega (Francia).

Como socio principal, la Diputación de Zaragoza ha redactado el proyecto y también se va a encargar de ponerlo en marcha y de coordinar al resto de socios. El proyecto durará tres años y medio y cuenta con un presupuesto de 1,2 millones de euros del cual la Unión Europea aporta el 85%. El 15% restante lo ponen los socios en personal y medios materiales.

Líneas de acción del proyecto

El fin último del proyecto es publicar un libro de buenas prácticas sobre los nuevos modelos de gestión del patrimonio rural singular que se pondrá a disposición de todas las regiones europeas. No obstante, para consensuar y diseñar esas buenas prácticas se pondrá en marcha un programa de actuación con más de 200 acciones repartidas por las seis regiones implicadas.

Entre esas actividades destacan las orientadas al intercambio de experiencias: congresos, reuniones de trabajo locales y transnacionales, visitas de estudio, creación de grupos de trabajo con todos los agentes locales implicados, laboratorios de estudios de casos, recorridos por los territorios del proyecto para fomentar la presencia y la participación local…

También se van a realizar actividades de comunicación y visibilización del proyecto MOMAr a través de una página web, las redes sociales, la redacción de un boletín semestral, la promoción en los medios de comunicación y la presencia en congresos nacionales e internacionales.