Usted está aquí: Inicio / Noticias / El servicio de teleasistencia de la DPZ atendió en 2022 a más de 4.600 mayores y dependientes, un 22% más que el año anterior

El servicio de teleasistencia de la DPZ atendió en 2022 a más de 4.600 mayores y dependientes, un 22% más que el año anterior

Los profesionales gestionaron 419 llamadas cada día, registrando un aumento del 10% en las alarmas de emergencia recibidas. El perfil más común continúa siendo el de una mujer mayor de 80 años que vive sola.

Jueves, 19/01/2023

El servicio de teleasistencia de la Diputación de Zaragoza atendió el año pasado a un total de 4.668 personas mayores y dependientes de la provincia, un 22% más que en 2021.  El perfil más común de los usuarios continúa siendo el de una mujer mayor de 80 años que vive sola y del total de llamadas gestionadas, unas 419 al día con un 10% más de alarmas de emergencia recibidas, los motivos más frecuentes por los que contactaroncon el centro de atención son para hablar un rato y sentirse acompañados.

“En el contexto actual, con un elevado envejecimiento de la población en nuestros municipios, este servicio resulta fundamental para los vecinos de la provincia, tanto para quienes lo necesitan en primera persona como para sus familias, por lo que el presupuesto que la DPZ destina para poder prestarlo continúa aumentando y el año pasado superó los 300.000 euros”, destaca el diputado delegado de Bienestar Social de la Diputación de Zaragoza, Feliciano Tabuenca, quien resalta que “los usuarios tienen a su disposición un equipo de profesionales durante las 24 horas del día todos los días del año para prestarles ayuda inmediata en situaciones de emergencia, inseguridad y atención continua en su día a día”.

“El número de usuarios se incrementó con la pandemia, las personas mayores son más conscientes de la necesidad de contar con este servicio con el que se sienten más seguros ellos y sus familiares”, detalla Tabuenca.

Las viviendas de los beneficiarios de este servicio están dotadas de un aparato con botón, que pueden pulsar ante posibles emergencias o dudas, y que automáticamente les pone en contacto con un teleoperador. Además, el servicio también contempla el seguimiento de los usuarios, que reciben llamadas de los profesionales para comprobar su estado de salud o recordarles cuestiones como la toma de medicación y las citas médicas.

Usuarios atendidos

El servicio de teleasistencia, que la Diputación de Zaragoza presta a través de la empresa Atenzia, atendió a lo largo del 2022 a un total de 3.478 domicilios que, traducido en personas, alcanza los 4.668 usuarios. Al finalizar el año había en activo 2.794 domicilios y 3.665 personas. En comparación a 2021, los datos reflejan un incremento del 9% en el número de domicilios de personas mayores atendidas (1.939), porcentaje que sube al 47% en el caso de los domicilios de los usuarios dependientes, que pasan de los 582 en 2021 a los 855 en 2022.

El perfil de los usuarios no ha variado con respecto a los últimos años y continúa siendo el de mujer mayor de 80 años que vive sola. En cuanto a tipología, el 97% de las personas usuarias titulares en activo a final del 2021 son mayores de 65 años, y un 3% personas con discapacidad. Por sexo predominan las mujeres, suponen un 80% del total de usuarios titulares, frente al 20% de los hombres. Los grupos de edad de mayores de 80 años suponen el 81% del total de personas usuarias y si se atiende a la convivencia, el 66% de las personas usuarias viven solas, frente a un 34% que viven acompañadas, generalmente por el cónyuge o por familiares allegados.

Llamadas realizadas y alarmas recibidas

El año pasado el personal del servicio gestionó un total de 153.078 llamadas, lo que supone 419 comunicaciones cada día entre alarmas (pulsaciones al botón) de los usuarios, las agendas realizadas y las llamadas de control emitidas por los propios teleoperadores. “Dos tercios del total de las comunicaciones atendidas fueron llamadas de seguimiento a los usuarios por parte de los profesionales del servicio para comprobar su situación y asegurarse de que se encuentran bien, recordemos que el equipo del centro está formado por trabajadores sociales, psicólogos, y terapeutas que atienden directamente a los usuarios o movilizan los recursos comunitarios oportunos en caso de emergencia, como avisar a los familiares o vecinos, solicitar atención médica o incluso la intervención de los bomberos”, explica el diputado delegado de Bienestar Social de la Diputación de Zaragoza.

En el servicio se atendieron durante el año pasado casi 30.000 alarmas (pulsaciones de botón), unas 81 al día, cuyos motivos más frecuentes fueron la demanda de compañía y hablar un rato. Un 10,8% de estas alarmas (3.208) fueron por emergencias como caídas sufridas en los domicilios y problemas de salud (mareos, traumatismos, gripes, síntomas Covid-19...), cifra que ha aumentado con respecto a 2021, cuando las emergencias fueron el 3% de las alarmas recibidas.

Actuaciones especiales

Las actuaciones llevadas a cabo desde el servicio de teleasistencia de la Diputación de Zaragoza han permitido que las personas usuarias recibieran una atención profesional especializada. “El servicio es continuo y se adapta a las circunstancias para prestar la mejor atención. Por ejemplo, cuando se produjeron los dos graves incendios que afectaron a las zonas de Ateca y el Moncayo, los profesionales del servicio realizaron campañas especiales de seguimiento telefónico a las personas usuarias residentes en los municipios afectados para mantenerles informados y comprobar que se encontraban bien”.

Además, se ha seguido prestando atención en relación al covid, realizando desde el servicio actuaciones diversas como uso de EPIS, seguimiento especial a personas enfermas, atención de situaciones de duelo...