Usted está aquí: Inicio / Noticias / El nuevo parque de bomberos de Casetas, financiado por la DPZ con un millón de euros, entrará en servicio este año

El nuevo parque de bomberos de Casetas, financiado por la DPZ con un millón de euros, entrará en servicio este año

Las instalaciones atenderán las emergencias que se produzcan las 24 horas del día en Casetas y en las poblaciones de su entorno, incluidos todos los municipios situados en el corredor de la autovía A-68

Miércoles, 27/02/2018

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, el vicepresidente primero de la Diputación de Zaragoza, Martín Llanas, y varios diputados provinciales y consejeros municipales han visitado esta mañana el edificio que albergará el nuevo parque de bomberos número 4 de Zaragoza, que entrará en servicio este año para atender las emergencias que se produzcan las 24 horas del día en Casetas y en las poblaciones de su entorno.

Este nuevo equipamiento ha supuesto una inversión de cerca de dos millones de euros. La Diputación de Zaragoza ha aportado un millón a través de un convenio de colaboración específico firmado por ambas instituciones en diciembre de 2016 y el resto ha sido financiado por el Ayuntamiento.

Llanas ha asegurado que este parque es una "muestra de la colaboración entre la Diputación y el Ayuntamiento de Zaragoza". "Nos sentimos orgullosos de esta obra”, ha resaltado. "Zaragoza colabora con la provincia, y la provincia con Zaragoza ya que formamos parte de una misma realidad", ha destacado el vicepresidente primero de la DPZ.

Por su parte, Santisteve también ha ensalzado la "buena colaboración" entre ambas instituciones "en pos de trabajar por el fomento y el desarrollo de los barrios rurales". El nuevo parque, ha señalado el alcalde de Zaragoza, "es beneficioso tanto para los municipios de Zaragoza como para el entorno de la Diputación de Zaragoza y los municipios que tienen que atender".

El parque de bomberos de Casetas se ubica en una parcela municipal de 8.000 metros cuadrados, situada junto a las piscinas municipales, en una zona muy bien comunicada para facilitar la rapidez en las salidas que se tengan que efectuar. En ella se ha construido un edificio en forma de L con una superficie total construida de 1.245,10 metros cuadrados, de los que 522,95 corresponden a la nave de vehículos, y 722,15 metros cuadrados se dedican a dependencias administrativas y de estancia.

Aunque cuenta con dos alturas, la mayor parte del edificio se desarrolla en la planta baja, en la que se ubican las distintas salas de estancia, vestuarios, centro de comunicaciones, dormitorios, gimnasio… En las plantas superiores y cubierta se ubican pequeños cuartos de instalaciones y almacén. La nave de vehículos se abre hacia el patio de maniobras, en conexión con la rotonda de la avenida de Zaragoza, desde la que se dispone de una rápida accesibilidad al barrio de Casetas y a las zonas industriales colindantes.

Asimismo, el Ayuntamiento ha ejecutado una serie de obras complementarias que eran fundamentales para la puesta en marcha de este nuevo parque de bomberos:

El nuevo parque atenderá durante las 24 horas del día las situaciones de emergencia que se puedan producir en el área 4 de la capital aragonesa, que comprende los barrios de Casetas, Garrapinillos, Monzalbarba y Alfocea, así como en los municipios de Utebo, Torres de Berrellén, Sobradiel, Pinseque, La Joyosa y el resto de poblaciones situadas en el corredor de la autovía A-68.

El presupuesto global se ha acercado a los dos millones de euros, con una inversión de 1.760.974 euros en el proyecto general y 175.448 euros en las obras complementarias.

El convenio que ha permitido la construcción de este nuevo equipamiento es una de las iniciativas en las que se ha plasmado la estrecha colaboración que el Ayuntamiento de Zaragoza y la Diputación han mantenido durante todo este mandato para mejorar los servicios que reciben los vecinos tanto de los barrios rurales de la capital como de los municipios del resto de la provincia.

Esa colaboración también ha hecho posible la firma del convenio para la realización de distintas obras en los barrios rurales de Zaragoza y la del convenio para que los municipios del resto de la provincia puedan llevar sus residuos urbanos al CTRUZ.